Conoce a los artífices

6 de los protagonistas de la mejor comida de Irlanda

Para saborear en profundidad el emergente panorama culinario de Irlanda, nada mejor que conocer a algunos de sus apasionados integrantes.

Irlanda, una pequeña isla verde situada en la costa atlántica europea, produce alimentos excelentes desde hace tiempo. Los ríos irlandeses atraen a pescadores exigentes mientras que en sus costas se encuentra parte del mejor marisco de Europa. El ganado y las ovejas pastan en los campos y producen excelentes productos lácteos, carne de ternera y cordero que encontrarás en las cartas de los restaurantes de todo el país.

Ha surgido un panorama culinario muy interesante, ya que las nuevas generaciones de productores de alimentos han hecho que los cocineros locales y los amantes de la comida vean lo buenos que pueden ser los productos irlandeses. Este nuevo orgullo de los productores de queso y charcutería, agricultores, pescadores, ahumadores, artesanos de la carnicería y la panadería es palpable en los restaurantes, cafeterías, mercados agrícolas, festivales gastronómicos, food trucks y comercios especializados. Es hora de conocer a algunos de los productores que lideran la revolución culinaria de Irlanda.

1 Quesería Sheridan's

Al entrar en la quesería Sheridan’s  se te abrirá el apetito por la buena comida irlandesa. Situada entre las onduladas colinas del Ancestral Este de Irlanda, en el condado de Meath, en una antigua estación de tren reconvertida, su central es un lugar encantador para degustar los sabores de la tierra que la rodea. Aprovecha la ventaja de tener como guías a personas encantadas de compartir sus conocimientos. Para complementar la gama de queso encontrarás de todo, desde fudge casero (dulce de azúcar) hasta chorizo irlandés. Visita alguno de los mercados agrícolas locales de los sábados o el Festival de la comida irlandesa que se celebra el último domingo de mayo.

2 Granja de cabras St Tola

Escondida entre el paisaje calizo del Burren y los acantilados de Moher en la ruta costera del Atlántico, la granja de cabras St Tola es una de las experiencias Économusée que pueden disfrutarse en la isla. Estas granjas muestran a los visitantes la labor artesanal necesaria para crear su producto.  En el caso de St Tola, el galardonado queso hecho a mano con la leche del rebaño de cabras de Siobhan Ní Ghairbhith. Los visitantes pueden conocer el proceso en la tienda y museo de la granja o pueden reservar por adelantado si desean una visita con práctica incluida. "Recibirán una cálida acogida", dice Siobhan, que disfruta con "la gran satisfacción de los visitantes al tocar las cabras, darles de comer y después probar el queso".

3 Granja Broughgammon

La carne de cabra no es tan común en Irlanda como el queso de cabra, pero la familia de la granja Broughgammon en Ballycastle, condado de Antrim, está intentando cambiar este hecho y desarrollar fuentes sostenibles de alimento a partir de los subproductos de la industria láctea. “Aprovechamos todos los productos del animal y tratamos de reconectar a la gente con la cadena alimenticia", señala Charlie Cole, que cría cabritos y becerros, además de vender carne de caza local. Prueba los deliciosos tacos de cabrito en el mercado de St George en Belfast, reserva una visita Économusée de su granja sostenible y carnicería artesana, que está muy cerca de la escarpada ruta costera de la Calzada en Irlanda del Norte, o apúntate a una clase de carnicería práctica con Charlie o su madre, Milly.

4 Aceite de colza Broighter Gold

Los campos de colza llenos de flores amarillas son una espectacular estampa veraniega en Irlanda. Su nombre se deriva del oro del tesoro Broighter encontrado en la granja de Leona y Richard Kane en el condado de Londonderry. El aceite de colza Broighter Gold ha sorprendido a prestigiosos cocineros por su delicado sabor y versatilidad. Prensado en frío con gran cuidado utilizando una única variedad cultivada por Richard, descendiente de seis generaciones de granjeros, su sabor es descrito por Leona como "similar al guisante, mantecoso, delicado y sedoso". A partir de esta delicada base, han desarrollado una gama de aceites con sabores como limón y chile picante. Reservando por adelantado, Leona muestra encantada a los visitantes todo el proceso desde el cultivo hasta el envasado.

5 Ahumadero Connemara

Al tratarse de una isla rodeada por "una de las aguas más puras del mundo", según Graham Roberts, natural de Connemara, Irlanda tiene una arraigada tradición de ahumar pescado. El ahumadero Connemara se encuentra en Bunowen Pier, en uno de los tramos más occidentales de la ruta costera del Atlántico, con vistas de las ruinas del castillo de la reina de los piratas Grace O’Malley, y enmarcado entre los picos de Twelve Bens y las islas de Ballyconneely Bay. Tal y como aprendió de su padre, Graham sigue ahumando el pescado más fresco que se "captura cada día y llega a tierra por la tarde". Los visitantes pueden comprar productos directamente a Graham y su equipo o pueden acudir durante una de las visitas Économusée semanales.

6 Piscifactoría de truchas Goatsbridge

Como puede confirmar cualquier pescador, las aguas interiores de esta verde isla están repletas de delicioso pescado. La piscifactoría de truchas Goatsbridge en Kilkenny, propiedad de Mag y Ger Kirwan, aprovecha las frías aguas del río Little Arrigle. La visita a su piscifactoría, negocio familiar desde hace tres generaciones, ofrece una visión fascinante del ciclo de vida de la trucha arcoíris. Como dice Mag: "Intentamos hacerlo todo con integridad y nos gusta recibir la visita de personas interesadas en saber de dónde viene lo que comen". Entra en el centro de visitantes para curiosear alrededor de los estanques o reserva una visita más amplia si quieres probar el caviar de trucha Goatsbridge y la trucha fresca, ahumada y a la parrilla tan apreciada por los mejores cocineros de Irlanda.

¿Te apetece algo más?

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?