Tu viaje en carretera por el Giro de Italia

Así que vienes a Irlanda para vivir la Grande Partenza del Giro de Italia. Pues te esperan tres días de alucinante destreza física, subidones de adrenalina y más de una sorpresa. Incluso puede que veas algo de ciclismo…

Como cualquier atleta de élite, querrás prepararte para los retos que te esperan. Aquí tienes nuestra guía rápida para sacarle el mayor partido posible a tu experiencia en el Giro.

Conoce la ruta

Escápate del pelotón y planifica tu propia ruta del Giro. Empieza en Belfast, explorando la ciudad con un tour en taxi negro, o prueba un paseo en Segway recorriendo el famoso Titanic Quarter, donde la atracción estrella es el centro interactivo Titanic Belfast.

Cuando llegues a la carretera, te atraerá enseguida la impresionante Ruta Costera de la Calzada. Algunos de los puntos fuertes de la ruta incluyen la Calzada del Gigante, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y el asombroso y balanceante puente de cuerda Carrick-a-Rede, además de la destilería activa más antigua de Irlanda, en Bushmills.

Incluso puede que reconozcas los paisajes de la serie de éxito de HBO Juego de tronos. ¿No te parece que la inquietante avenida de hayas conocida como The Dark Hedges (los setos oscuros), cerca de Armoy, recuerda mucho al Camino Real?

Dirígete al sur y pasarás por la esplendorosa y arbolada ciudad de Armagh, famosa por sus dos catedrales (dedicadas ambas a nuestro querido San Patricio), su planetario y los huertos que la rodean. Por no hablar de su vibrante vida nocturna.

Sigue hacia Dublín por la preciosa costa este de Irlanda. En Drogheda, Condado de Louth, puedes ver la espeluznante cabeza reducida de San Oliverio Plunkett, en la iglesia de San Pedro. Desde aquí, sólo queda la recta final hasta Dublín, con su mezcla de diversión desenfrenada y sereno encanto clásico.

Entrena fuerte

Durante tu viaje por el Giro te estarás empujando al límite, así que quizás quieras empezar con algo suave como un paseo en bici alrededor del vibrante barrio de Cathedral Quarter, en Belfast, lleno de restaurantes de moda y animados pubs, como el Duke of York, el Barking Dog y el John Hewitt.

Luego sube una marcha y prueba las olas del paraíso surfero que es Portrush o practica el coasteering en la escarpada costa de Antrim.

Prueba el entrenamiento en diferentes superficies. ¿Qué te parece un poco de buceo en ciénaga en el Parque Peatlands, cerca de Armagh? O practica el rafting en las aguas bravas del río Liffey, a las afueras de Dublín.

O quizás busques simplemente un paseo relajante en la playa: Dublín tiene mucho que ofrecer, desde Loughshinny y su bahía protegida hasta la vasta extensión de arena en la playa de Velvet Strand, en Portmarnock, o la larga playa rocosa de Killiney, justo al lado de la casa de Bono.

Párate a repostar

Todo atleta sabe de la importancia de una buena dieta. Mantenerte en perfecta condición con comida de la buena y originales cervezas locales es imprescindible si quieres ser un auténtico fan del Giro.

Por suerte, en Irlanda puedes probar desde los fish and chips de The Chippie en Belfast (¡donde comió Rihanna!) hasta un almuerzo con toque espiritual en el Moody Boar (lo encontrarás en la finca del Palacio del Arzobispo en Armagh).

Cuando llegues a Dublín, no te faltarán opciones sabrosas. Te recomendamos el Bison Bar, un desenfadado restaurante de barbacoa texana en el que la carne se cocina a fuego lento. O puedes probar L'Gueuleton, un relajante bistró francés en Fade Street, en pleno corazón de la vida social dublinesa. No importa donde vayas, siempre podrás llegar a pie a muchos lugares donde pasar la noche bailando.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Sueño reparador

Pero no estarás en tu mejor forma si no descansas bien, ¿verdad? A lo largo de toda la ruta del Giro encontrarás una selección de alojamientos que van del lujo de cinco estrellas a acogedores Bed & Breakfasts.

A nosotros nos gusta el Merchant Hotel en Belfast (y no sólo por su bar de cócteles), el campamento de Tepee Valley en Markethill, Condado de Armagh (elige entre una yurta o una cabaña de madera), y Merrion Mews en Dublín (en pleno centro del barrio georgiano). Pero si lo que quieres es no perderte ni un minuto de la acción en el Giro, ¿por qué no alquilar una autocaravana para seguir a los ciclistas en todas las etapas?

¡Ahí lo tienes! Una guía fácil para preparar tu propio desafío para este Giro de Italia. Ahora sólo tienes que disfrutar de la carrera.

No olvides seguir el Twitter del Giro de Italia durante su viaje de Belfast a Dublín: #girostart2014

Guardar esta página en un libro de recortes:

Añadir

Guarda esta página en tu libro de recortes:

Añadir Añadir

Tienes libros de recortes creados. Haz clic abajo para ver todas tus páginas guardadas.

Ver los libros de recortes

Crear un nuevo libro de recortes:


Cancelar Crear

Esta página se ha guardado en tu libro de recortes

Ver

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?
No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry