Las grandes rutas ciclistas de nuestra isla

Cycling along the north Antrim coast
Cycling along the north Antrim coast

Para su tamaño, Irlanda es uno de los países con mayor diversidad geográfica del mundo. Para los ciclistas, esto significa una amplísima variedad de experiencias que nunca se encuentran a más de unas pocas horas de viaje una de otra.

En los últimos años se ha invertido considerablemente en trazar mapas y desarrollar rutas ciclistas en cada una de las cuatro provincias, y hay dos excelentes sitios web, cycleni.com y cycleireland.ie que han recopilado muchos de los mejores recorridos de la isla, ilustrándolos con direcciones, mapas, fotografías e incluso vídeos.

Y quizás, sólo tal vez, puede que nunca imaginaras que la isla de Irlanda pudiera colmar tu alma de ciclista. Permite que te propongamos algunas de las razones por las que Irlanda puede convertirse en la maravilla a dos ruedas que te has estado perdiendo.

The Dark Hedges, County Antrim
The Dark Hedges, County Antrim

Kingfisher Trail

Con una extensión total de 483 km, la Kingfisher Trail en el noroeste de la isla es la ruta ciclista más larga de Irlanda, con preciosas vistas a la vuelta de casi todas sus curvas. La ruta, cuyas carreteras se despliegan a ambos lados de la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, consta de paisajes dominados por montañas y lagos. En cuanto a su dificultad, los ciclistas se encontrarán con cantidad de ascensos contundentes para quien desee ponerse a prueba, o suaves caminos serpenteantes entre pueblos para quien busque algo más modesto.

Hacia el oeste

La Great Western Greenway (GWG) es la gran vía verde del Condado de Mayo y predominantemente llana, con 42 km de extensión y prácticamente sin tráfico. Siguiendo el recorrido del antiguo ferrocarril de Westport a la isla de Achill, se ciñe a la costa atlántica bordeando la bahía de Clew y es una de las rutas de senderismo y ciclismo más populares del oeste de Irlanda. Con un recorrido casi completamente alejado de las carreteras, la GWG es especialmente atractiva para familias y ciclistas de ocio.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Ascensos exigentes

Puede que los ciclistas de carretera más curtidos busquen algo un poco más exigente. Irlanda no tiene ascensos como los de los Alpes, pero sí ofrece cantidad de rutas circulares de montaña en las que las colinas se van acumulando hasta constituir escaladas equivalentes.

Una excelente selección de rutas para quien tenga muslos y pulmones capaces de soportar una gran escalada por colinas y montañas debería incluir el Mourne Mountains Cycle Loop, una ruta circular de 70 kilómetros con casi 1.000 metros de ascenso en los que podrás contemplar la presa de Spelga, Silent Valley y Carlingford Lough; el Rathdrum Wicklow Gap and Dublin route, que recorre más de 75 kilómetros con 1.130 metros de ascenso por Glendalough y el impresionante desfiladero de Wicklow; y la Healy Pass Cycle Loop, otra ruta circular con 1.250 metros de ascenso a lo largo de 83 kilómetros por la hermosa península de Beara.

En resumen, como destino para el ciclismo no cabe duda de que Irlanda tiene algo para todo el mundo. Naturalmente, nuestra famosa hospitalidad garantiza además que el tiempo que pases fuera de la bici sea igual de agradable.

Guardar esta página en un libro de recortes:

Añadir

Guarda esta página en tu libro de recortes:

Añadir Añadir

Tienes libros de recortes creados. Haz clic abajo para ver todas tus páginas guardadas.

Ver los libros de recortes

Crear un nuevo libro de recortes:


Cancelar Crear

Esta página se ha guardado en tu libro de recortes

Ver

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?
No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry