Cinco formas de viajar por la ruta costera del Atlántico

Mamore Gap, County Donegal

Con tanto que ver y hacer en la ruta costera del Atlántico, ¡tú decides cómo disfrutarlo todo!

Con una longitud de 2500 km, desde la península de Inishowen, en el Condado de Donegal, hasta Kinsale, en el Condado de Cork, la ruta costera del Atlántico es la ruta turística costera definida más larga del mundo. Se divide en seis zonas, cada una con su propio carácter. Tú decides qué te interesa: la naturaleza, el surf, el buceo, el kayak, la artesanía y el arte, la música o la deliciosa comida, hay muchas formas de explorar esta magnífica costa.

Paso de Conor
Paso de Conor

En coche

Quizá la forma más flexible de viajar sea en coche. Tanto si traes el tuyo como si lo alquilas, pronto te encontrarás en las tranquilas carreteras rurales (¡recuerda que en Irlanda se conduce por la izquierda!) descubriendo joyas ocultas. Pasarás por numerosos pueblecitos y aldeas, y conocerás a los lugareños (¡prepárate para charlar, pares donde pares!) Puedes ir a tu propio ritmo, admirar los cielos en constante cambio, contemplar en primera persona maravillas como las luces del norte, visitar el estudio de un artista, disfrutar de una buena sobremesa o parar para darte un paseo donde te apetezca.

Isla Great Blasket
Isla Great Blasket

A pie

Para los caminantes, hay infinidad de opciones que se adaptan a todos los niveles de destreza y muchas rutas diferentes. Los senderistas más resistentes pueden optar por rutas de larga distancia, y los circuitos claramente marcados son perfectos para las salidas de un día. La geología y el terreno cambian rápido aquí, una ruta de dos horas podría incluir playas, pantanos, acantilados y riscos. Puedes organizar tu viaje con mapas para viajar por cuenta propia y numerosos lugares de alojamiento en la ruta o puedes ir acompañado de un guía que se encargará de los traslados y el alojamiento para que puedas limitarte a vivir la experiencia al máximo. Los festivales de senderismo también son una manera fantástica de explorar. En ellos los desconocidos se convierten rápido en amigos mientras recorren estas tierras.

Parque Nacional de Glenveagh
Parque Nacional de Glenveagh

En bicicleta

Por lo general, no hay mucho tráfico en estas carreteras, pero también hay circuitos exclusivos para bicicletas, como la Great Western Greenway, una de las rutas fuera de la carretera más largas de Irlanda, que rodea la bahía de Clew, en Mayo, y atraviesa el antiguo Westport hasta la línea de ferrocarril de Achill. Trae tu propia bicicleta o alquila una cuando llegues; ve por tu cuenta o únete a un grupo. Quizá prefieres hacer una excursión de un solo día. Las bicicletas eléctricas con pedaleo asistido son fantásticas para este terreno o también puedes probar el ciclismo de montaña en la ruta de Derroura, en Galway. Las bicicletas Fat Bikes son otra opción divertida. Las ruedas anchas son perfectas para pedalear sobre el barro blando y la arena. Podrías incluso unirte al Wild Atlantic Way Cycle Sportif y pedalear junto a personas que comparten tu afición por esta ruta tan maravillosamente variada.

Costa de Kerry
Costa de Kerry

Sobre el agua

Tanto si eres un amante de la naturaleza, un surfista, un navegante o un nadador, aquí puedes disfrutar de todo. Los surfistas viajan a Bundoran, en el Condado de Donegal, y Mullaghmore Head, en el Condado de Sligo, o bien toman clases en las tranquilas aguas de Spanish Point, frente a la costa del Condado de Clare. Alquila un velero, practica kitesurf, coge un ferry hasta las islas Aran de Galway o las islas Blasket o Skellig, en el Condado de Kerry. Incluso podrías probar a avistar ballenas y delfines en la península de Dingle. Salir en kayak por la noche en Lough Hyne, en el Condado de Cork, bajo la única luz de las estrellas y la bioluminiscencia, también es una experiencia mágica. Haz una excursión en kayak alrededor de la ciudad de Cork por el río Lee o simplemente busca una playa de arenas blancas vacía en Connemara y date un chapuzón.

Con un guía

Viajar por tu cuenta te aporta flexibilidad, pero es agradable ponerse en manos de expertos. Puedes confiar en sus conocimientos de la zona (y buenos acuerdos) y muchos ofrecen cosas realmente especiales. Quizá seas un admirador de la serie Father Ted y desees ver la isla Craggy. ¿Te apetece hacer una ruta de siete días en moto o coche clásico de Kinsale a Westport? El itinerario y el alojamiento están solucionados, tú solo tienes que viajar con estilo y disfrutar de una ruta que, a excepción del océano, no deja nada por explorar. O echa el resto con un recorrido donde lo probarás todo, incluyendo clases de surf, visitas a castillos, ciclismo en Inis Mór (Galway) y sesiones de baile.

Continúa tu viaje por la ruta costera del Atlántico

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?