Cárcel de Kilmainham

Kilmainham Gaol, Dublin

Para obtener una visión conmovedoramente vívida de la historia de Irlanda, resulta imprescindible visitar Kilmainham

Aunque no acoge prisioneros desde hace casi 100 años, acercarse a la cárcel de Kilmainham todavía pone la carne de gallina. Se inauguró en 1796 como la prisión del condado para Dublín, pero también se encarceló en ella a presos políticos durante la lucha por la independencia de Irlanda. Se cerró en 1924. Para entonces, ya había sido testigo de muchos acontecimientos políticos clave y había albergado a algunos iconos de la historia irlandesa.

En realidad, Kilmainham estuvo a punto de desaparecer; los recuerdos eran demasiado dolorosos. Por suerte, algunos historiadores con visión de futuro defendieron su conservación y la cárcel de Kilmainham se salvó. Ahora este lugar impactante y apasionante es una de las atracciones más populares de Dublín, tan popular que debes reservar tu plaza con antelación.

Cárcel de Kilmainham ©Shutterstock
Cárcel de Kilmainham ©Shutterstock

¿Quién estuvo aquí?

Los muros de Kilmainham están impregnados de la historia de la Irlanda moderna. Desde la Rebelión de 1798 hasta la guerra civil irlandesa de 1922-23, los presos políticos eran enviados aquí (y, en ocasiones, también ejecutados). Junto a ellos, había miles de presos comunes de toda Irlanda, encarcelados por todo tipo de crímenes y esperando a ser trasladados a Australia.

Estas pobres almas permanecían encerradas en una de las dos alas. La más antigua, el ala oeste, mantiene su estado original y aún provoca escalofríos. En ella la vida era difícil y se encontraban los presos políticos y los delincuentes más pobres, a menudo encarcelados por robar comida durante la hambruna.

El ala este resulta luminosa y aireada en comparación, pero no es en absoluto lujosa. Los pasillos y las ruidosas puertas de metal conforman una estructura clásica carcelaria que permite a los guardianes ver a los reclusos en todo momento. ¿Por casualidad te resulta familiar? Esto se debe a que la habrás visto en muchas películas como En el nombre del padre, Michael Collins e incluso Paddington 2.

Interior de la cárcel de Kilmainham ©Shutterstock
Interior de la cárcel de Kilmainham ©Shutterstock

La vida encerrado a cal y canto

Se podría pensar que salir al exterior supondría un alivio, pero el Stonebreakers’ Yard daba muy poca tregua. Aquí los presos varones condenados a trabajos forzados se dejaban la piel rompiendo piedras. Un detalle aún más sombrío, los líderes del Alzamiento de Pascua fueron ejecutados aquí en 1916.

Para que los prisioneros pudieran disfrutar de un lugar de retiro espiritual, había dos capillas, una católica y una protestante, pero incluso ahí podía sentirse la tragedia. Joseph Plunkett, un líder del Alzamiento de Pascua, se casó con su prometida Grace Gifford en la capilla católica tan solo unas horas antes de su ejecución.

Exhibiciones y exposiciones

Hoy en día la cárcel tiene un aire más esperanzador, ¡y no solo porque puedes salir de ella! En el último piso encontrarás exhibiciones vinculadas a los presos políticos del mundo; entre los ejemplos recientes se incluye una exposición sobre Nelson Mandela y otra sobre la lucha del movimiento de las sufragistas.

Sal afuera de nuevo, contempla las vistas al parque Phoenix y Dublín, e inspira profundamente el aire fresco. En las proximidades, encontrarás el Royal Hospital, sede del Museo Irlandés de Arte Moderno, o bien puedes recordar los espíritus del pasado mientras disfrutas de un café en el entorno más contemporáneo del Lime Tree Café o Storyboard, en Islandbridge.

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry
Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar? Por favor introduce tu correo electrónico directamente del teclado, sin copiar/pegar.