5 grandes casas para explorar

Esposas encarceladas, fantasmas del pasado y una auténtica reina de los piratas... las casas de Irlanda son mucho más que antiguas reliquias: son lugares que cuentan historias fascinantes

Belvedere House, County Westmeath
Belvedere House, County Westmeath

Belvedere House, Condado de Westmeath

Belvedere House, una enorme mansión georgiana en el corazón de Westmeath, es un lugar realmente cautivador: hay paseos para ver murciélagos, festivales, concursos caninos e incluso un evento mágico dedicado a Narnia durante las Navidades. Pero lo que realmente hace que este retiro a orillas de un lago sea algo especialmente arrebatador es su historia.

¿Cuál es la historia?

Belvedere fue una vez el hogar del conde Robert Rochfort, que encerró durante 31 años a su glamurosa esposa, Mary Molesworth, tras acusarla de adulterio con el propio hermano del Conde, Arthur. Las desdichas familiares no acaban ahí. Las relaciones entre el Conde y su otro hermano George (que nunca aprobó de su matrimonio con Mary) también se fueron deteriorando con los años. ¿El resultado? El Conde decidió construir lo que se llegó a conocer como el "Jealous Wall", o 'muro de los celos', para tapar la casa de George, que era más grande que la suya. Aquella enorme extravagancia arquitectónica sigue en pie, convertida en símbolo de amor ilícito y de odio.

Mount Stewart, Strangford Lough, Condado de Down

Hay muchas mansiones de campo famosas por su arquitectura, pero en Mount Stewart la verdadera atracción son los jardines. Aquí encontrarás un paraíso floral nacido de la imaginación, experimentación y maestría de Edith, Lady Londonderry.

¿La historia?

Lady Londonderry fue un personaje realmente peculiar y un notable miembro de la alta sociedad. Nombrada coronel en jefe del cuerpo voluntario de mujeres reservas al estallar la Primera Guerra Mundial, ayudó a establecer el Officers' Hospital (hospital de oficiales) en Londonderry House. Aun así, el legado más perdurable de Edith fueron los jardines de Mount Stewart. Aquí dio rienda suelta a su fantasía, en una colección única de flores, plantas exóticas y esculturas.


Russborough House, Condado de Wicklow

Situada en un idílico entorno rural cerca de los lagos de Blessington y con una historia cautivadora, Russborough es única en su especie. Sir Alfred y Clementine Beit, un elegante matrimonio y herederos de una gran fortuna minera, compraron Russborough en 1952 y demostraron ser los residentes más glamurosos de esta mansión del siglo XVIII.

¿Cuál es la historia?

La grandiosa y bella casa palladiana, los vastos jardines, el impresionante laberinto y el parque natural que lo rodea han servido, a lo largo de los años, de escenario para algunos eventos dramáticos como robos e incendios, además de acoger a un intrigante elenco de personajes. Con una lista de invitados que incluía a Jackie Onassis y Fred Astaire, los Beit también se hicieron con una impresionante colección de arte, con obras de Vermeer y Rubens. Los Beit legaron esta histórica mansión al público irlandés en 1978, y sus visitantes llevan desde entonces disfrutando de esta pieza del patrimonio nacional de Irlanda.

¿Te gusta cómo suenan las descripciones de estas grandes casas? Pues ahora es el momento perfecto para visitarlas, cuando los jardines están en flor y se celebran fantásticos festivales en sus fincas. Explóralas e imagina ser Lord o Lady de una de estas grandes propiedades.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Russborough House, Condado de Wicklow

Situada en un idílico entorno rural cerca de los lagos de Blessington y con una historia cautivadora, Russborough es única en su especie. Sir Alfred y Clementine Beit, un elegante matrimonio y herederos de una gran fortuna minera, compraron Russborough en 1952 y demostraron ser los residentes más glamurosos de esta mansión del siglo XVIII.

¿Cuál es la historia?

La grandiosa y bella casa palladiana, los vastos jardines, el impresionante laberinto y el parque natural que lo rodea han servido, a lo largo de los años, de escenario para algunos eventos dramáticos como robos e incendios, además de acoger a un intrigante elenco de personajes. Con una lista de invitados que incluía a Jackie Onassis y Fred Astaire, los Beit también se hicieron con una impresionante colección de arte, con obras de Vermeer y Rubens. Los Beit legaron esta histórica mansión al público irlandés en 1978, y sus visitantes llevan desde entonces disfrutando de esta pieza del patrimonio nacional de Irlanda.

¿Te gusta cómo suenan las descripciones de estas grandes casas? Pues ahora es el momento perfecto para visitarlas, cuando los jardines están en flor y se celebran fantásticos festivales en sus fincas. Explóralas e imagina ser Lord o Lady de una de estas grandes propiedades.

Guardar esta página en un libro de recortes:

Añadir

Guarda esta página en tu libro de recortes:

Añadir Añadir

Tienes libros de recortes creados. Haz clic abajo para ver todas tus páginas guardadas.

Ver los libros de recortes

Crear un nuevo libro de recortes:


Cancelar Crear

Esta página se ha guardado en tu libro de recortes

Ver

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?
No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry