10 pubs magníficos de Belfast

Duke of York, Belfast

En cuanto a la vida nocturna de Belfast, lo viejo se adapta a lo nuevo y lo nuevo da fuerza a lo viejo, ya que los pubs tradicionales dan la bienvenida a las cervezas artesanales y los bares de cócteles resucitan antiguos espacios industriales

1 Crown Liquor Saloon

Entrar en Crown por primera vez es casi abrumador. Las baldosas fabulosamente decoradas del siglo XIX, las vidrieras y la madera tallada son resultado del saber hacer de los artesanos italianos, contratados para trabajar en el pub, tras acabar de erigir las iglesias construidas en Belfast en esa época. Ponte cómodo en uno de los reservados construidos para los bebedores victorianos, que no querían ser vistos, y prueba las excelentes cervezas artesanas del pub y la deliciosa comida sin pretensiones.

2 The Perch

Sube cinco plantas en un ascensor antiguo y llegarás a un espacio diáfano con claraboyas viejas, paredes de ladrillo, baldosas, motivos, jaulas de pájaro y grandes plantas en macetas: este es The Perch. Es como un loco y fascinante conservatorio victoriano, justo en medio del histórico barrio del Lino. Siéntate (si tienes suerte), en la isla rectangular de la barra o sal fuera y acurrúcate con una manta y un ponche (whisky) caliente en invierno, o toma algo fresquito con hielo en verano. Un DJ, fantásticas cervezas, cócteles y un club nocturno en la planta de abajo... la mezcla perfecta para salir de fiesta o relajarse.

3 Kelly's Cellar

Kelly’s Cellar es un incondicional de Belfast desde 1720. Ofrece sesiones de música tradicional cuatro días a la semana con algunos de los mejores intérpretes de la isla. Si sus paredes blanqueadas y sus bajos arcos pudieran hablar, nos contarían conspiraciones e intrigas: aquí, los Hombres Unidos de Irlanda planearon la rebelión de 1798. Según la leyenda, uno de ellos, Henry Joy McCracken, se escondió incluso detrás de la barra para escapar de un soldado. Con personal que habla gaélico, una enorme selección de whiskis y cervezas artesanas, además de quizá la mejor pinta de Guinness de Belfast, la noche está servida.

4 Duke of York

Escondido en una estrecha callecita adoquinada en una de las partes más antiguas de la ciudad, el Duke of York es una reminiscencia luminosa y acogedora del pasado de la ciudad, con un batiburrillo de espejos, anuncios, botellas, bandejas de cerveza, piezas brillantes de metal y baldosas maravillosas. Sorprendentemente, esta versión del pub se reconstruyó de hecho en 1974, pero la recreación de la vida de los años cincuenta es casi mágica. A los más musiqueros les encanta que la banda Snow Patrol hiciese su primer bolo en este mismo sitio. Prepárate para pasar la noche y probar unos cuantos whiskis de la colección más impresionante del mundo.

5 Aether and Echo

Lo que antes era un pub sobrio se ha actualizado inspirándose en el siglo XXI. Aether and Echo ofrece el escenario perfecto para unos cócteles emocionantes e imaginativos, ya que el personal cualificado da una vuelta de tuerca a los clásicos negronis y daiquiris. Se conserva la estructura victoriana del espacio, pero los reservados se han remodelado con pintura blanca vaporosa, mientras que el alto techo se ha convertido en escenario de una instalación de luces. El resultado es un espacio moderno y relajado que acoge a la multitud de bebedores que lo abarrotan.

6 Bittles Bar

Este pub, por fuera, es tan extraordinario como por dentro. Encajonado entre edificios triangulares de ladrillo rojo, Bittles es un hallazgo raro. En las paredes del salón hay pinturas de héroes deportivos y literarios de Irlanda. El pub, fundado en 1868, se llamaba "Shakespeare" en honor a sus vínculos teatrales, y ahora puedes disfrutar de una copa junto a Samuel Beckett, James Joyce y el héroe del fútbol George Best. Tiene fama por sus cervezas, sidras y whiskis, y según se va haciendo tarde, la clientela de más edad va dejando paso a los más jóvenes.

7 Whites Tavern

Whites Tavern, que se dice que es la taberna más antigua de Belfast, es sin duda la que mejor ambiente tiene. Desde 1630, había una especie de mesón en este sitio, así que el lugar rezuma historia. Entre las paredes de ladrillo blanqueadas, los paneles oscuros y el fuego de la chimenea, es fácil imaginar a los zascandiles de la época cuchicheando en la mesa de al lado. Con música en directo y una deliciosa oferta gastronómica, e incluso proyección de películas en el patio en verano, es un verdadero descubrimiento.

8 John Hewitt

Este acogedor bar debe su nombre a John Hewitt, poeta fallecido y oriundo de Belfast, y es un bastión de asombrosa música en directo. Con artistas brillando en el escenario todas las noches de la semana, se trata de un lugar privilegiado para disfrutar de las animadas y únicas sesiones musicales por las que Belfast es merecidamente famosa. Un interior agradable y cálido contribuye a que te sientas como en casa. Además, está gestionado por el Belfast Unemployed Resource Centre, por lo que todos los fondos recaudados se destinan a promover su labor para favorecer la igualdad y la inclusión en la comunidad de la ciudad. ¡Disfruta de algunas bebidas deliciosas y únete a una buena causa al mismo tiempo!

9 Bullitt Bar

Si te gustan los bares cuya temática gira en torno a las películas de Hollywood, te encantará el Bullitt Bar. Sí, Bullit, como la película, (¿recuerdas a Steve McQueen, en San Francisco, en esa persecución épica en coche?), cuya esencia se reproduce ahora en el corazón de Belfast. El patio del bar forma parte del hotel Bullitt (con pocas florituras pero mucho estilo), y se enorgullece de su amplia selección de cócteles y cervezas artesanas, por no mencionar las de elaboración propia, Bullitt, una rubia refrescante con un delicado toque amanzanado. Con una situación magnífica, a poca distancia a pie del barrio de moda, el de la Catedral, y del centro de la ciudad, emana ese rollete guay relajado y nada forzado que haría que McQueen estuviera orgulloso.

10 Sunflower

En una esquina que ha albergado un pub durante más de 100 años se encuentra Sunflower, un pedazo de la historia social de Belfast en el barrio de la Catedral. Lo primero que te encontrarás serán las rejillas de seguridad en la puerta, reliquia de una época que ya queda lejos en el recuerdo de la ciudad, y presente meramente por motivos de conservación. El Sunflower se ha descrito como “una apasionada carta de amor a la música folk y a la cerveza artesana”, y ofrece una selección impresionante de cervezas artesanas, un pequeño menú durante el día y música en directo todas las noches.

Visita más de esta ecléctica ciudad

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry
Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?