10 lugares secretos para descubrir en Irlanda

Crom Castle, Fermanagh Lakelands

Resulta tan sumamente especial explorar un lugar que ninguna otra persona haya experimentado. Estos son 10 de los mejores lugares ocultos de Irlanda...

10. La playa de coral, Condado de Galway

Cerca del tranquilo pueblo de Carraroe en Connemara, se extiende una curiosa playa a orillas del mar. Se la conoce como “Trá an Dóilín” o “la playa de coral” y puede que su arena al principio te resulte extraña al tacto. ¡Se debe a que está formada íntegramente de algas coralinas! Playas como esta son muy poco comunes. Sin embargo, tenemos dos muy próximas, ya que hay otra cerca de Ballyconneely. Son lugares de gran importancia para las iniciativas de conservación y, por suerte para nosotros, también son rincones fantásticos para sentarse y pasar un rato tranquilo.

9. El último encantador de duendes de Irlanda, Condado de Louth

Kevin Woods tiene un don muy especial. Tiene la capacidad de hablar con los duendes (leprechauns) y también se le conoce como el último encantador de duendes. Explora las vistas alrededor de Carlingford Lough en el Ancestral Este de Irlanda con Kevin y visita la Cueva de los leprechauns. Quizá puedas ver con tus propios ojos a algunos de los más famosos residentes de Irlanda...

8. Reserva Internacional de Cielo Oscuro de Kerry, Condado de Kerry

¡Alza la vista! Descubrirás cómo la brillante expansión del Universo cobra vida ante tus ojos. Es la Reserva Internacional de Cielo Oscuro de Kerry. El cielo aquí está desprovisto de contaminación lumínica y te permite contemplar la Vía Láctea e imaginarte en una galaxia muy, muy lejana. De hecho, Star Wars se rodó cerca de este lugar. O bien, saca tu lado más creativo y envía una solicitud para el Cill Rialaig Artists' Retreat, que ofrece a los artistas, escritores y otros creativos la oportunidad de escapar de todo y centrarse únicamente en su arte. ¡Deleite bajo las estrellas!

7. El lago Guinness, Condado de Wicklow

¿Un lago de Guinness? ¡Solo podría existir en Irlanda! Conduce hasta las montañas Wicklow y disfrutarás de unas vista sobre el Lough Tay. Las negras aguas quedan enmarcadas por arenas doradas, que le dan el aspecto de un lago servido directamente del barril en tu pub irlandés favorito.

6. Los Glen de Antrim, Condado de Antrim

Los Glen de Antrim son un paraíso natural. Hay nueve para explorar, cada uno con su propio encanto y personalidad característicos. Ve al encuentro de un fantasma en el castillo de Ballygally y encuentra la salida del laberinto en la playa de Carnfunnock. Relájate con el sonido del agua de las cataratas en Glenariff antes de comprobar si logras ver el lago que desaparece en Loughareema. ¡Se dice que bajo sus aguas están enterrados una carroza y sus caballos! Cada uno de estos glen tiene algo que merece la pena explorar, así que visítalos todos y descubre cuál es tu favorito.

5. Sal a navegar al Atlántico, Condado de Cork

Si hace buen tiempo, puedes salir en una embarcación, pero ¿no preferirías coger un teleférico? Así es cómo los lugareños se trasladan a la isla Dursey en la ruta costera del Atlántico. Súbete al único teleférico de Irlanda, a menudo en compañía de ovejas que pastan en los exuberantes prados de la isla, y sobrevuela el Atlántico en tu trayecto hacia Dursey. Lleva un picnic y disfruta de unas vistas inigualables sobre el océano. Siguiente parada: ¡el continente americano!

4. Lagos de Fermanagh, Condado de Fermanagh

Los lagos de Fermanagh no son un secreto propiamente dicho, ¡ya que este hermoso mundo acuático es un fenómeno bien documentado! Con 154 islas para explorar, es un parque de aventuras natural. Súbete a una barca, canoa o kayak y contempla las curiosas figuras de piedra de la isla White, la estatua de dos caras de Jano en la isla Boa, el asentamiento monástico de Devenish o los mimados cerdos de la isla Inishcorkish, ¡que producen el famoso y delicioso beicon negro de Fermanagh!

3. Isla de Dalkey, Condado de Dublín

En la isla de Dalkey, el ajetreo de Dublín parece a millones de kilómetros de distancia. Compra algunas provisiones en el precioso pueblo de Dalkey antes de embarcarte en el trayecto del puerto de Coliemore a la isla bajo el competente mando del enigmático barquero, Ken. La misma isla cuenta con una historia que se remonta a más de 6000 años atrás, puesto que hay vestigios de asentamientos que datan del año 4500 a. C. Los vikingos la utilizaron como campamento de esclavos, luego se convirtió en un importante puerto para Dublín en la época medieval y cuenta con una torre Martello (una de las muchas que salpican la costa). Este tranquilo refugio isleño es perfecto para explorar y ofrece unas vistas increíbles de la costa de Irlanda.

2. Cuevas de Cushendun, Condado de Antrim

La noche es oscura y está llena de peligros... ¡Pero el día es un momento para explorar! Visita la cuevas de Cushendun. Los admiradores de la serie Juego de Tronos® las reconocerán como el lugar donde Melisandre dio a luz a un horrendo demonio para matar a Renly Baratheon. Pero seas o no fan, las cuevas son fantásticas para pasear por ellas. Formadas hace más de 400 millones de años, puedes adentrarte en las profundidades de la Tierra, explorar las pozas marinas entre las rocas que cubren el paisaje alrededor o simplemente contemplar las impresionantes vistas del mar.

1. Montañas de Mourne, Condado de Down

¿Buscas un fantástico lugar de retiro aislado de todo? Entonces, dirígete a las montañas de Mourne y pasa un día recorriendo el paisaje que inspiró el mundo de Narnia de C.S Lewis. Recorre los 35 Km del Muro de Mourne, pasea por las ruinas del siglo XIV de Greencastle o visita el valle silencioso, una enorme reserva famosa por su total ausencia de ruido. ¿Puedes imaginar algo más sereno?

Descubre más lugares secretos

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?