Derrigimlagh, Condado de Galway

En la mañana del 15 de junio de 1919, un biplano Vickers Vimy sobrevolaba el cielo de Clifden a baja altitud…

Derrygimlagh Bog, Clifden, County Galway
Derrygimlagh Bog, Clifden, County Galway

Aspiraciones transatlánticas

John Alcock y Arthur Whitten Brown estaban al mando del avión. Puede que en principio no pensaran acabar en Derrigimlagh, pero pronto los dos iban a familiarizarse mucho con su paisaje.

Alcock y Brown habían despegado en Newfoundland tan solo 16 horas antes y habían sobrevolado unas 1890 millas náuticas a través de la niebla y oscuridad, sufriendo una serie de fallos técnicos antes de conseguir aterrizar en Irlanda. "En ocasiones los dos pilotos se vieron volando boca abajo, a tan solo 3 metros del agua", según informaba The New York Times. Pero lo consiguieron, y completaron el primer vuelo transatlántico de la historia con un aterrizaje forzoso en la turbera de Derrygimlagh.

"Ayer estaba en América", dijo Alcock después de bajarse del accidentado avión. "Soy el primer hombre en Europa que puede decirlo".

Más que una turbera cualquiera

Hoy en día, el lugar de aterrizaje en medio de esta turbera se distingue con un monumento golpeado por el viento, que se encuentra a poco más de kilómetro y medio por un "boreen" (un camino rural) a las afueras de Clifden en la R341. Es un sitio desierto y hermoso, salpicado de ovejas de cara negra, esquirlas de roca caliza y con impresionantes vistas del salvaje Atlántico.

La llamada de Connemara

Pero no es la única historia que esconde Derrygimlagh. A los pies del monumento, busca unos grandes cuadrados de cimientos de hormigón. Pertenecieron a la estación de Marconi desde la que se enviaron algunos de los primeros mensajes inalámbricos que cruzaban el Atlántico (la estación funcionó desde 1907 hasta 1922). Es asombroso pensar que una turbera de Connemara pudiera estar en el corazón de tal tecnología de vanguardia.

Y si ahora prefieres no entrar en un contacto tan directo con la Madre Naturaleza, no te preocupes. Un cercano mirador alto ofrece un extenso panorama de toda la zona. Lo señala un monumento en forma de ala, con una placa en honor a Alcock y Brown, y se puede llegar hasta él en coche.

Ya que has subido a la plataforma, tómate un momento para asimilar todo lo que te rodea e imagínate viendo todo esto ante ti en 1919. No ha cambiado mucho en este siglo... al fin y al cabo, esta turbera tardó unos 4000 años en cubrir el paisaje, así que no va a desaparecer en mucho tiempo.

Coordenadas geográficas: Latitud 53.407511; Longitud -10.120935 (nota: si usas el GPS de tu coche para ir exactamente a este lugar puede que abandones la Ruta Costera del Atlántico durante algunos kilómetros.)

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Guardar esta página en un libro de recortes:

Añadir

Guarda esta página en tu libro de recortes:

Añadir Añadir

Tienes libros de recortes creados. Haz clic abajo para ver todas tus páginas guardadas.

Ver los libros de recortes

Crear un nuevo libro de recortes:


Cancelar Crear

Esta página se ha guardado en tu libro de recortes

Ver

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?
No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry