9 casas históricas del Ancestral Este de Irlanda

Huntington Castle, County Carlow

Mansiones palladianas, fortalezas medievales y legados duraderos, descubrirás que las imponentes propiedades del Ancestral Este de Irlanda están construidas sobre siglos de historias y esplendor

1. Mansión y jardines de Powerscourt, condado de Wicklow

Una ornamentada mansión palladiana con 19 hectáreas de ondulantes jardines y una historia ilustre, la mansión y jardines de Powerscourt es una joya diseñada por Daniel Robertson sita en las estribaciones de las montañas de Wicklow. No es de extrañar que este bello lugar se incluyera entre las 10 mejores casas del mundo según Lonely Planet y que los jardines, por su parte, ocuparan la tercera posición en la lista de los 10 mejores jardines de National Geographic. Tanto si lo exploras por tu cuenta como si realizas una visita con el jardinero jefe Alex Slazenger, te enamorarás del hermoso entorno. Descubre jardines amurallados, lagos ornamentales, un tranquilo jardín japonés y un cementerio de mascotas realmente fascinante. Luego, sube hasta lo alto de la Pepperpot Tower para contemplar unas vistas que se extienden hasta la cumbre de la montaña Sugar Loaf. En el interior, la casa está repleta de maravillosos objetos artesanos de Avoca, así como de deliciosas exquisiteces en sus dos cafeterías. Y mientras te relajas con un café, echa otro vistazo al exterior para recordar lo realmente especial que es este lugar.

2. Castillo de Birr, condado de Offaly

Te damos la bienvenida a un mundo donde la ciencia y la majestuosidad se unen. El castillo de Birr, en el condado de Offaly, fue en su día hogar de clanes normandos y celtas, antes de convertirse en la residencia de los condes de Rosse. Esta impresionante fortaleza, que cuenta con casi 850 años de antigüedad y, aún hoy, sigue siendo la residencia de la familia Parsons, abre sus puertas a los visitantes durante los meses de verano, ofreciendo visitas guiadas por el opulento interior del castillo, sus exquisitos tapices y la valiosa colección de bellas antigüedades. Los jardines albergan el que fue, en su día, el telescopio más grande del mundo, conocido como el “Leviatán”. Encontrarás más información sobre su importancia científica en el Centro de la Ciencia. Por otra parte, la preciosa propiedad incluye 20 hectáreas de jardines impecables, rutas forestales y paseos junto al río, ¡con más de 100 especies de flora que disfrutar!

3. Castletown House, condado de Kildare

A las afueras de la ciudad de Celbridge en el condado de Kildare, en lo alto de un bello paseo flanqueado de árboles, se encuentra Castletown House. Una mansión palladiana digna de un rey, o más bien, del hombre más rico de Irlanda. Castletown House fue construida en 1722 para William Conolly, y ha pasado por la destrucción y el resurgimiento, visitas de ricos y famosos, presidentes y políticos, ¡e incluso del mismo demonio! Sin embargo, no permitas que las leyendas macabras te disuadan de realizar un fascinante recorrido guiado antes de poner el broche final a la visita en The Courtyard Café, que ha recuperado su antiguo esplendor del siglo XVIII tras someterse a una maravillosa restauración.

4. Mansión y jardines de Wells, condado de Wexford

Campos verdes y exuberantes, jardines formando terrazas y un frondoso jardín botánico arbóreo son solo algunas de las maravillas que encontrarás en este famoso y bello lugar del condado de Wexford. Originalmente construidos por John Warren en el siglo XVII, la mansión y los jardines de Wells fueron rediseñados en el siglo XIX por el famoso arquitecto Daniel Robertson. Esta belleza de ladrillos rojos es uno de sus mayores logros. Los guías turísticos, ataviados con indumentaria victoriana, recrean las vidas de las familias que habitaban esta magnífica mansión. No te vayas sin visitar el centro de cetrería donde encontrarás aves de presa majestuosas, pondrás a prueba tu puntería en el Wells House Archery y te relajarás en Mrs Stone's Restaurant, que incluye en el menú deliciosa sopa de marisco y tartas caseras.

5. Castillo y jardines de Tullynally, condado de Westmeath

Descubrirás que la traducción de Tullynally es tan bonita como su ubicación. En el idioma irlandés, “Tulaigh an Eallaigh” significa la “colina del cisne”. Después de todo, esta es la tierra legendaria donde los hijos de Lir fueron convertidos en esas elegantes aves. El castillo ha sido el hogar de los Pakenham durante 350 años y sigue siendo su residencia en la actualidad. Se ofrecen recorridos privados a los visitantes que cubren las estancias principales de esta enorme fortaleza en el condado de Westmeath. Pero el verdadero atractivo lo ofrecen los extensos jardines, complementados con dos lagos ornamentales, un jardín amurallado, una gruta repleta de tallas de madera, el paseo forestal y un jardín chino. ¡Incluso encontrarás dos llamas vigilando obedientemente los ricos frutos del huerto! ¿Tienes apetito? Visita los salones de té en el patio del castillo.

6. Mansión y jardines de Kilruddery, condado de Wicklow

Conocido como el “Jardín de Irlanda”, el condado de Wicklow está repleto de propiedades como la mansión y jardines de Kilruddery. Al aproximarte a este edificio de estilo isabelino puede que sientas una sensación de déjà vu, ya que tuvo un papel protagonista en Los Tudor, Mi pie izquierdo y Las cenizas de Ángela. Esta preciosa mansión ha sido el hogar de la familia Brabazon durante 16 generaciones. Se pueden organizar visitas guiadas durante los meses de verano, en las que se explican, con todo lujo de detalles, historias sobre sus antiguos ocupantes. Uno de los numerosos tesoros que incluye la propiedad es The Orangery, inspirado por el imponente estilo del Palacio de Cristal de Londres. Cuenta la leyenda que la tiara familiar se vendió para financiar su construcción.

7. Castillo de Slane, condado de Meath

¿En qué otro lugar te podrías encontrar un castillo, una destilería de whiskey y la oportunidad de codearte con las estrellas? ¡El castillo de Slane es legendario! Ubicado en las místicas llanuras del condado de Meath, junto al antiguo río Boyne, Slane ha acogido conciertos de grandes nombres como los Rolling Stones, Bruce Springsteen y U2. La familia Conyngham ha vivido aquí durante siglos y, más recientemente, un legado de oro puro ha entrado a formar parte de su historia. No te vayas sin visitar la Destilería de whiskey irlandés de Slane, ubicada en los establos de la propiedad que cuentan con 250 años de antigüedad. Explora la sala de la cebada, el área del patrimonio y los alambiques, y acaba la visita con una degustación de su mezcla especial de tres barricas. ¡No apta para quien le toque conducir esta vez, por supuesto!

8. Castillo de Huntington, condado de Carlow

Nora Parsons tenía solo 16 años en 1903, cuando disparó al cocodrilo indio cuya cabeza adorna las paredes del castillo de Huntington, del siglo XVII, en el condado de Carlow. Para no ser menos, Olive, la hija de Nora, creó su propia religión en la década de 1970 y, de hecho, el templo de Isis, en el sótano del castillo, actualmente sigue rindiendo homenaje a la Divinidad femenina. ¡La primera dama del castillo de Huntington, Ailish O'Flaherty, una mujer de espíritu libre y nieta de la célebre reina pirata Grace O'Malley, estaría orgullosa de sus descendientes! Las visitas guiadas por este fascinante castillo infunden vida al legado de estas mujeres inspiradoras y de la familia Parsons. Si te apetece vivir una experiencia más completa, puedes pasar una noche en el castillo y disfrutar de una acogedora escapada con alojamiento y desayuno incluidos.

9. Casa de Curraghmore, condado de Waterford

Con su inmensa magnitud, es fácil creer que la casa de Curraghmore es en realidad un castillo normando convertido en una mansión victoriana. Esta bella casa ha sido el hogar de los marqueses de Waterford durante los últimos 800 años. Entre los tesoros de esta propiedad de 1012 hectáreas, se cuentan un antiguo puente, jardines formales y una fascinante Shell House (casa de conchas). Construida por la condesa Catherine de Tyrone (la única mujer que heredó Curraghmore), la decoración de esta fascinante extravagancia requirió 261 días y cuenta con cientos de conchas marinas procedentes de todo el mundo, traídas por capitanes de sus grandes viajes. Muchos de los marqueses sufrieron muertes inesperadas, por accidentes de caza, ahogamiento e incluso ataques de leones. ¿Podría deberse a la maldición que, según se dice, se lanzó contra la familia hace siglos? ¡Cualquiera sabe! El noveno marqués reside ahora en esta joya del condado de Waterford y recibe encantado a los visitantes para que la recorran y descubran la larga historia de su turbulento pasado.

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Ofertas

Vaya, no conocemos ese correo electrónico. ¿Quieres verificarlo y volver a probar?