Grandes experiencias gastronómicas en Irlanda

Déjate maravillar por las vistas, saborea los momentos y vive algunas de las experiencias gastronómicas más grandes que se puedan tener en la isla….

Vivir la gastronomía irlandesa no es solo disfrutar de los excelentes restaurantes de lujo en la ciudad. Es el marisco en la playa, la tarta de manzana en plena naturaleza salvaje, hacer un picnic con pescado fresco recién sacado del océano…

1. Almuerzo en Moran's Oyster Cottage, Condado de Galway

Si buscas una experiencia gastronómica especial, la encontrarás en Moran's Oyster Cottage. Situado dentro de una casa de 250 años al borde del océano Atlántico en el Condado de Galway, aquí han comido desde Julia Roberts hasta Roger Moore. Toma asiento en un acogedor apartado dentro del edificio original, o disfruta de las gloriosas vistas marinas desde una mesa exterior. Pide platos como las ostras de la bahía de Galway, almejas salvajes autóctonas y mejillones de la bahía de Galway al vapor. ¿Quieres un consejo? Acompáñalo todo con una pinta de Guinness. Mejor imposible.

2. Harry's Shack, Portstewart

No importa la parte del mundo en la que te encuentres: no hay nada como sentarte en la playa con tus pies en la arena, comiendo marisco increíblemente fresco. Pues en Irlanda del Norte hay un sitio donde puedes hacer exactamente eso. Harry's Shack reúne a una auténtica legión de fans. En un magnífico entorno junto a la playa de Portstewart, su simple cabaña sirve algunos de los mejores platos de pescado y marisco de toda la isla de Irlanda. Solo tienes que llegar, relajarte y disfrutar.

3. Tour gastronómico de Belfast, ciudad de Belfast

Con alguno de los restaurantes más innovadores de la isla de Irlanda, Belfast es un caldo de cultivo de increíbles sabores, desde los refinados gustos de Ox hasta el espléndido marisco del Mourne Seafood Bar. Pero para conocer realmente desde dentro el mundillo gastronómico de Irlanda del Norte hay que salir a la calle con el tour gastronómico ganador de múltiples premios Belfast Food Tour. El tour capta el espíritu de los sabores, productores y restaurantes únicos de Belfast, abarcando desde whiskey hasta bares y bocados deliciosos. Todo con energía, diversión e información privilegiada.

4. The Happy Pear, Greystones, Condado de Wicklow

El animado pequeño pueblo de Greystones en el Condado de Wicklow está a media hora de Dublín en el tren DART, pero aquí parece que estás a millones de kilómetros del ajetreo urbano. En el centro del panorama gastronómico del pueblo está una meca vegetariana, The Happy Pear. Gestionado por los gemelos David y Stephen Flynn, el café se ha convertido en un punto de reunión tanto para vegetarianos como para carnívoros, gracias a su sabrosa y creativa cocina centrada en alimentos vegetales. En los días soleados el ambiente es fabuloso, con una clientela animada y mesas y sillas esparcidas relajadamente en el exterior. Y si te apetece algo de aventura, puedes unirte a los gemelos para un chapuzón al alba en Ladies Cove, la cala de Greystones donde suelen bañarse cada mañana con lugareños y visitantes. ¡Completa la mañana desayunando en el café de Church Road y empezarás el día de forma memorable!

5. Helado en Dingle, Condado de Kerry

Vayas donde vayas en Dingle tendrás una gran sensación de bienestar. Esta pequeña localidad alegre en el Condado de Kerry está llena de excelentes pubs, magníficos restaurantes y un ambiente bohemio y relajado que atrae a visitantes de todo el mundo. Cuando visites seguro que notarás una animada cola que parece esperar a la puerta de una tienda azul en Strand Street. Se trata de Murphy's Ice Cream un glorioso templo dedicado al arte del helado. Elaborados a mano con la mejor leche fresca y nata de granjas locales, merece la pena venir de lejos para probar sus sabores: Sal marina de Dingle, pan moreno caramelizado y café irlandés. Es helado, pero con un toque especial irlandés.

6. Pyke 'N' Pommes, ciudad de Derry-Londonderry

Puede que un contenedor de transporte adaptado parezca un sitio extraño para encontrar una de las grandes experiencias gastronómicas de la isla de Irlanda, pero en Pyke 'N Pommes, en Foyleview, les gusta hacer las cosas de otra manera. Situado frente al río en la ciudad histórica de Derry-Londonderry, aquí se sirve comida informal con un toque gourmet y corazón absolutamente local. Tacos, una hamburguesa de buey Wagyu legendaria, cerdo asado a fuego lento y el pescado más fresco que puedas encontrar: no te quepa ninguna duda de que es una auténtica joya culinaria.

7. El Mercado inglés, ciudad de Cork

Con una historia que se remonta a 1788, el Mercado inglés va mucho más allá del típico mercado de alimentación. Situado en pleno corazón de la gastronómica ciudad de Cork, aquí vivirás una explosión de sabores, una exuberancia de colores y comida con tradición e historia que no encontrarás en ningún otro lugar. Están los callos de ternera y drisheen (un tipo de morcilla) de A O'Reilly & Sons, la ternera tradicional sazonada de Tom Durcan's, y algunos de los mejores salmones ahumados del mundo en Frank Hederman's. Después de tu exploración, sube al piso de arriba para probar algunos platos tradicionales de la región en el Farmgate Café, incluidos los callos con cebolla y drisheen; hígado de cordero con beicon y, por supuesto, ¡salchichas con puré de patata!

8. Cupán Tae en la península de Sheep's Head, Condado de Cork

Para naturaleza salvaje costera y el embate de las olas, no hay nada como la cautivadora península de Sheep's Head, en el Condado de Cork. Pasea hasta el faro que verás en la misma punta de la península y déjate envolver por el océano Atlántico con vistas infinitas en todas las direcciones. Pero este rincón salvaje también alberga lo que se ha llegado a llamar "la tetería del fin del mundo". Gestionada por Bernie Tobin, Cupán Tae ("taza de té" en gaélico) está al inicio del paseo que lleva hasta el faro y es la esencia de la comida sencilla bien elaborada, con sándwiches de salmón, scones ligeros y esponjosos y una tarta de manzana legendaria. Comida sencilla, una situación espectacular y recuerdos imborrables.

9. Viaje gastronómico de pesca, Condado de Kerry

Arena de color mantequilla, aguas turquesas salpicadas de islas y un telón de fondo de montañas ondulantes: Derrynane en el Condado de Kerry es algo realmente especial, un lugar de belleza extrema en la ruta costera del Atlántico. También es el lugar donde puedes vivir una aventura inolvidable: un viaje gastronómico de pesca con Atlantic Irish Seaweed. El patrón John Fitzgerald se lleva a los visitantes a pescar y hacer un picnic de sashimi y ceviche al estilo irlandés alrededor de las islas en la bahía de Derrynane. Salvaje, maravilloso y una experiencia para guardar como un tesoro.

Sigue explorando