Mi Irlanda: explorando Cape Clear, en el condado de Cork

Remota, tradicional y única, desde el mismo instante en que bajas del ferry y pisas la isla de Cape Clear, sabes que has encontrado un lugar especial.

Un diminuto puerto entre colinas verdes, la luz del sol brillando sobre las aguas de un azul claro, gaviotas volando por encima. No sabía qué debía esperar de Cape Clear, una pequeña isla que se encuentra en la bahía de Roaringwater, frente a la costa de West Cork. Como todas las islas repartidas por la costa de Irlanda, parece envuelta en un halo de misterio. Aquí, la vida puede ser difícil, pero también bella.

Pero mientras navego hacia North Harbour en un apacible día de verano, la escena con la que me encuentro parece una instantánea perfecta, desde las delicadas nubecillas que flotan en el cielo azul hasta la agreste belleza del paisaje. El viaje en ferry solo ha durado 45 minutos desde el pueblo costero de Baltimore, en el condado de Cork, pero la sensación de aislamiento, de romanticismo lejano, de secretos isleños y de drama marítimo me impacta en cuanto piso el muelle. El relativo aislamiento de Cape Clear en la costa suroeste de Irlanda (puede quedar totalmente aislada cuando hace mal tiempo) ha permitido que las tradiciones se mantengan intactas.

Al pasear por la isla, descubro un paisaje ondulante de muros de piedra y flores silvestres. Escucho música tradicional y el idioma irlandés. Disfruto de fascinantes relatos sobre la vida de los lugareños. No es de extrañar que el Festival Internacional de Narración Oral que se celebra en la isla cada año a finales de agosto presente lo mejor de la más antigua forma de arte a una audiencia entusiasmada. Disfruto del silencio de los caminos rurales sin coches. Aun así, el siglo XXI no está ausente aquí, puesto que mi teléfono móvil funciona bien, embarcaciones con velas blancas permanecen inmóviles en las aguas de South Harbour y el robusto hostal de piedra está repleto de estudiantes. Sin embargo, la isla hace que te sientas en otro mundo.

Quizá son las colinas verdes con el vasto océano azul de fondo o los tonos cristalinos de la luz, pero la belleza virgen de Cape Clear es hipnótica. Sigo la tranquila ruta An Gleann hasta un punto alto desde donde puedo ver Fastnet Rock, un famoso faro conocido como la “lágrima de Irlanda”, brillando en la distancia y me hago una promesa: un día, un día muy cercano, volveré.

Explora más de las islas de Irlanda

Islas de Irlanda