Lista de imprescindibles para 2017

¿Cuántas de estas 7 actividades y atracciones emblemáticas has tachado de tu lista de imprescindibles en Irlanda?

The Guinness Storehouse, Dublin
Guinness Storehouse, Dublin

7. Guinness Storehouse, Dublín

Cuando visites el Guinness Storehouse entenderás por qué es la atracción turística más popular de Irlanda. Situado en la cervecería original de Guinness, el tour recorre la historia de la icónica cerveza negra a través de detalladas exposiciones, demostraciones y salas de degustación. Termina probando una pinta cortesía de la casa en el Gravity Bar, un bar panorámico con vistas de 360 grados sobre la ciudad de Dublín.

6. Las Skellig, Condado de Kerry

¿Qué tienen en común un caballero Jedi, monjes ermitaños y frailecillos? Todos han vivido en algún momento en Skellig Michael, una remota isla que emerge del Atlántico. Este enorme afloramiento aparece en Star Wars: El Despertar de la Fuerza, y tendrá un papel aún más importante en Episodio VIII. Puedes llegar hasta allí en barco (no en el Halcón Milenario) en 2017.

5. Glendalough, Condado de Wicklow

Si quieres ver las 40 sombras de verde en Irlanda, no mires más allá de Glendalough. Parte del Parque Nacional de las Montañas de Wicklow, este valle glacial es un paraíso con bosques, pantanos y lagos. Glendalough se habitó por primera vez en el siglo VI, cuando San Kevin fundó un asentamiento monástico que se sigue vislumbrando en la torre irlandesa y las cruces celtas que se mantienen en pie junto al lago inferior. Oye, si fue lo suficientemente bueno para un santo…

4. Centro interactivo Titanic Belfast, Belfast

El orgullo del Belfast industrial, este homenaje al 'buque de los sueños' es, realmente, un lugar de ensueño. Nombrada recientemente Mejor Atracción Turística del Mundo, se encuentra en el lugar exacto donde se construyó el Titanic hace más de un siglo. Museo y exposición interactiva a partes iguales, no tendrás tiempo de discutir sobre si Rose pudo, en realidad, compartir aquel trozo de madera con Jack Dawson…

3. La Calzada del Gigante, Condado de Antrim

En la costa de Irlanda del Norte puedes encontrar castillos en ruinas, escarpadas islas y playas solitarias. Pero la singularidad más impresionante de toda su costa tiene que ser la Calzada del Gigante, un grandioso sendero con 40.000 columnas hexagonales de piedra que se hunden en el mar en un fulgor de basalto negro. Hay quien dice que lo crearon dos gigantes enfrentados, otros que fue la actividad volcánica. Creas lo que creas, no cabe duda de que es una visita imprescindible.

2. Los acantilados de Moher, Condado de Clare

Existe un buen motivo por el que casi un millón y medio de personas visitaron los acantilados de Moher el año pasado. Para empezar, ¡no hay más que verlos! Considerados una de las maravillas naturales del mundo, los espectaculares acantilados abarcan 8 kilómetros y se alzan imponentes sobre el agitado Atlántico. Hacer una foto aquí se ha convertido en un rito de iniciación para el viajero a Irlanda: ¡pero cuida que no te estropeen la foto las 30.000 parejas de aves marinas!

1. Territorio Juego de Tronos®, Condado de Antrim

Todo fan de Juego de Tronos® que se precie debería viajar al verdadero Poniente en 2017. Irlanda del Norte, para ser exactos. Aquí hay más localizaciones de los Siete Reinos que en cualquier otro sitio; puedes vestirte con vestuario auténtico de la serie y combinar épicos tours de localizaciones con actividades como el tiro con arco y banquetes medievales. Es lo más cerca que estarás nunca de sentarte en el Trono de Hierro.