Rutas de la Invencible Parte 2

El viaje de vuelta de la Gran Armada hacia España fue un desastre a su paso por Irlanda. Hoy, reseguir las huellas de la Invencible en coche o en moto permite, no sólo aproximarse a su historia, sino también descubrir algunos de los paisajes más bellos de la costa oeste de Irlanda.

Rutas de la Armada
Rutas de la Armada

Os presentamos 4 sugerencias de rutas en total, recorridos con los que disfrutar en familia, con amigos o en pareja de la leyenda de la Armada. Abajo tenéis dos de las cuatro rutas, y podéis encontrar las otras dos rutas aquí.

Ruta 3: El Gran Grin y Spanish Point

En 1588, el Gran Grin, almiranta de la escuadra vizcaína, fue empujado por el temporal hasta Clew Bay en el Condado de Mayo, embarrancando frente a la isla de Clare. Más de 200 hombres se ahogaron, mientras que el centenar que sobrevivieron, comandados por Don Pedro de Mendoza, se convirtieron en prisioneros de Dowdarra Roe O’Malley. Hasta que pasados unos días decidieron escapar de la isla. La revuelta acabó con la vida de 74 españoles, don Pedro entre ellos.

Desde Sligo, tomando la N4 hacia el sur, ésta se convierte en N59. Hay que poner rumbo a Westport para, a un paso, visitar la isla de Clare. Desde Westport, siguiendo la R335, la carretera discurre por la montaña de peregrinación de Croagh Patrick para continuar hacia Louisburgh. Luego hay que tomar la carretera secundaria  siguiendo la indicación Roonagh Quay, desde donde parten los ferries (20 min) hasta la isla de Clare. Justo detrás del puerto se encuentra el Castillo de O’Malley donde los hombres del Gran Grin fueron apresados.

No obstante, si hay una coordenada en los mapas irlandeses que proclama a los cuatro vientos su vinculación con la Armada Invencible ésa es, sin duda, Spanish Point. Situada en el Condado de Clare, no lejos de muy lejos de los conocidísimos Acantilados de Moher y de la bella región conocida como el Burren, en esta localidad engastada entre hermosos parajes marinos late la tragedia de la Gran Armada. Y lo hace recordando los naufragios de los barcos San Esteban y el San Marcos. El primero, perteneciente a la escuadra de Guipúzcoa, encalló en los arrecifes de cercanos a Doonbeg, mientras que el galeón San Marcos, de la escuadra de Portugal, se fue al fondo del mar tras estrellarse contra las rocas entre la isla de Mutton y Lurga Point. Sólo 64 supervivientes de esos dos barcos no se ahogaron, aunque su final fue igual de trágico: el sheriff de la zona, Boetius Clancy, mandó ahorcarlos a todos en una colina.

Para otear el lugar donde el San Marcos se estrelló contra las rocas frente a la isla de Mutton (N52º 48.517’ –O09º 29.409’) hay que, desde Spanish Point y siguiendo la N67, tomar una carretera secundaria que lleva hasta un pequeño puerto desde donde se vislumbra a un par de kilómetros los restos del Castillo de Boetius Clancy. Tomando de nuevo la N67, a 12 km al sur, se encuentra el lugar del naufragio del San Esteban. Justo antes de entrar al pueblo de Doonbeg hay que tomar un camino a la derecha en dirección a White Strand (N52º 44.875’ –O09º 33.067’), una bella playa semicircular. Mejor suerte que estos dos barcos en el Condado de Clare tuvo la galeaza Zúñiga. Aprovechando la proximidad, merece poner rumbo hasta la población de Liscannor para, a tres kilómetros, aproximarse hasta Coolrone. Este fue el enclave donde esta nave ancló y pudo resguardarse de la Gran Tormenta del 21 de septiembre. Muy cerca del castillo de Sir Turlough O’Brien los tripulantes se abastecieron de agua fresca y pudieron volver a España.

RUTA 4: Los Tres Naufragios de don Alonso de Leiva

Las vicisitudes del Capitán General de la Caballería de Milán son un magnífico hilo conductor no solo para descubrir la historia de los tres barcos que comandó –La Rata Encoronada, la Duquesa Santa Ana y la galeaza Girona- sino también para dejarse cautivar por algunas de las coordenadas más cautivadoras de los Condados de Donegal y Antrim. El 17 de septiembre la Rata se encontró frente a Blacksod Bay, Condado de Mayo, donde don Alonso decidió fondear para efectuar reparaciones y aprovisionarse de agua fresca. El barco, que ancló frente al castillo de Fahy, fue arrastrado hacia las arenas de Tullaghan Bay, donde embarrancó. Leiva, tras desembarcar a sus hombres, incendió el barco.

Para aproximarse hasta Tullaghan Bay lo mejor es, desde la población de Belmullet, poner rumbo este siguiendo la R313 dirección Bangor Erris y tomar el desvío de la derecha de la N59 dirección Westport. La carretera cruza el río Owenmore y discurre durante unos 10 km. Hay que tomar entonces la carretera secundaria hacia la derecha para, a 2 km, toparse con los restos de Fahy Castle (N54º 02.816’ O09º 54.139’). Fue ahí donde Leiva recibió la noticia de que otro barco, la Duquesa, había anclado en Elly Bay (N54º 09.740 – O10º 05.180’), en el Condado de Mayo. Hasta aquí se llega desde Belmullet poniendo rumbo sur siguiendo la R313en dirección a la península de Mullet. A solo 10 km se otea el lugar donde la Duquesa ancló entre el 15 y el 23 de septiembre, un refugio que le permitió sobrevivir a la Gran Tormenta del 21 de septiembre.

Leiva y sus hombres lograron embarcarse en la atestada urca. Dos días después de hacerse a la vela, la nave embarrancó en Loughros More Bay, Condado de Donegal. El lugar se encuentra a un kilómetro al este de la ciudad y puerto de Rossbeg. Para llegar a allí hay que conducir unos 9 km al norte desde Ardara por la R261en dirección a Portnoo y Narin. Luego girar a la izquierda hacia Rossbeg justo después de pasar Kilclooney Bridge. La carretera lleva al noroeste por unos 2 km hacia una bifurcación  desde donde seguir la dirección de un  cartel -“Santa Ana Drive”- durante 4 km para, al final, toparse a la izquierda con Tramore Beach (N54º 48.477’, O08º 29.944’). Caminar por las hermosas dunas hasta el arenal desvela las rocas contra las que chocó el barco, en cuyo naufragio Leiva que resultó herido de gravedad en una pierna por la barra de un cabestrante.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Tras una semana seguros en el territorio de McSweeney Na Doe recibieron la noticia de que la Girona se encontraba en el puerto de Killibegs, a unos 30 km al sur. Hasta allí, llevado en angarillas por sus hombres, llegó Leiva. La principal carretera que une Donegal y Killibegs llega hasta St. John’s Point y a la península que rodea McSwyne Bay (N54º 37.14’ – O08º 22.808). En la cabeza de esa bahía los restos del Castillo de McSweeny Banagh –las crónicas inglesas evidencian que la Girona buscó refugio ahí más que en el puerto moderno de Killibegs- todavía dominan el pasmoso paisaje. La Girona permaneció allí seis semanas reparando sus desperfectos para, en torno al 10 de octubre, partir hacia Escocia. Nunca llegó. El 28 de octubre, un terrible temporal provocó su naufragio a un paso de la Calzada del Gigante. En gaélico, el lugar donde la nave se desintegró se conoce como Port na Spaniagh. Leiva y el resto de 1.300 hombres que iban a bordo de la galeaza -excepto un puñado de supervivientes- murieron.

Para desandar el camino por carretera que hizo la Girona por mar hasta naufragar en Laca Point, Condado de Antrim lo mejor es tomar desde Killybegs la N56 hasta Donegal y, desde esta ciudad, la N15 dirección Strabane. Luego, dirección norte hasta Derry~Londonderry con la A5, para poner rumbo noroeste siguiendo la A2 (luego A37) hasta Coleraine. Desde esta población la impresionante Calzada del Gigante se encuentra a muy pocos quilómetros.

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry