Paisajes que inspiran

The Great Blasket seen from the mainland ofrecido por <a href="http://felicityhayes-mccoy.blogspot.no/" >Wilf Judd</a>
The Great Blasket seen from the mainland ofrecido por Wilf Judd

Los paisajes de Irlanda pueden meterse debajo de tu piel, pero para algunos escritores, poetas y dramaturgos, hacen incluso más que eso. Son una inspiración en sí…

Para que un paisaje compela a un artista a crear, tiene que tener algo especial. Ha de ser algo transformador. "El paisaje irlandés no es tan sencillo de definir", explicaba el autor de Lonely Planet Etain O'Carrol en una entrevista con la cadena estadounidense CNN. "Sus muchas capas de muros de piedra y setos vivos hacen, junto a los constantes cambios de luz, que se despliegue lentamente ante ti mientras paseas, montas en bici o conduces por allí".

Etain podría muy bien haber estado pensando en Connemara al decir eso. Un sinfín de colinas verdes o doradas, espesas turberas y lagos cristalinos... este es un lugar de espléndido aislamiento. El escritor y cartógrafo Tim Robinson ha conseguido captar todo esto y más en su obra, habiendo pasado largas épocas de su infancia en el centro de Connemara.

A partir de esas memorias y de visitas posteriores, Robinson ha creado un libro que, según el prestigioso autor irlandés Joseph O'Connor, "...entiende el vacío que habita la región, la sensación de paz que ha cautivado tanto a turistas como a novelistas.

Pero si buscas paisajes que inspiren, Connemara es sólo el principio. Siguiendo por la indómita costa oeste te encontrarás con Ben Bulben, una imponente mole sobre la costa de Sligo. Como escribió un usuario en la cuenta de Facebook de Discover Ireland, "una imagen no hace honor a esta increíble roca. Cuando la ves tú mismo es cuando te inspira de verdad".

Rodeado de flores de lupio de color fucsia, se alza amenazante sobre la bahía de Sligo en una de las visiones de la naturaleza más impresionantes de la isla. El poeta y dramaturgo irlandés, WB Yeats sintió su presencia con tanta fuerza que le inspiró para escribir el poema Bajo Ben Bulben. Como nos dice Stella G Mew de la Sociedad Yeats de Sligo: "Para Yeats, la "montaña mesa" de Sligo representaba algo fuerte, constante, eterno." Y su relación con Ben Bulben perdura hasta hoy en día. Está enterrado en el camposanto de Drumcliff, a la sombra de Ben Bulben.

Parece que las montañas irlandesas inspiran más de lo normal, y además saben despertar la fantasía de un escritor. Otro lugar así son las montañas Mourne en el Condado de Down, que parecen salir del paisaje y correr hacia el Mar de Irlanda. El muro de Mourne, una obra maestra en piedra seca, divide en dos las montañas. En tanto, las cimas de Slieve Donnard y Slieve Binnian aparecen espolvoreadas por las primeras nieves. El autor de El león, la bruja y el ropero nació cerca de allí, en Belfast. De niño, C.S. Lewis imaginaba Narnia cuando las Mourne eran su patio de recreo.

De más mayor, dejó alguna pista de cómo aquella niñez y esas montañas le ensañaron e inspiraron: "He visto paisajes [en las montañas Mourne] que, en una luz concreta, me hicieron sentir que en cualquier momento asomaría la cabeza de un gigante de la siguiente cresta".

Esa capacidad para sacudir la imaginación es lo que ha hecho de los paisajes de Irlanda el retiro de tantos escritores, lugares en los que el entorno se puede convertir en una cura potente contra el bloqueo del escritor.

Sue Booth-Forbes, del retiro Anam Cara Writers Retreat en la península Beara del oeste de Cork, cree saber porqué el paisaje de la isla es tan único: "No importa dónde en Irlanda, aquí el paisaje es una parte central de nuestras vidas. He comprobado que muchos escritores extranjeros reconocen inmediatamente su fuerza y se sienten inspirados para alcanzar, sin importar lo que estén escribiendo, esa sensación de sitio que ofrece el paisaje..."

Sensación de sitio. Puede incluso que sea un bestseller. ¿Tú qué crees?