Hollywood se pone irlandés

Brendan Gleeson and Colin Farrell
Brendan Gleeson and Colin Farrell

Como demuestran Brendan Gleeson, Michael Fassbender y Cillian Murphy, nuestra cultura irlandesa está sacudiendo la meca del cine

Es como si Hollywood estuviera fascinada por la calidad de lo irlandés. Se rumorea que Michael Fassbender está trabajando en la adaptación cinematográfica de Cú Chulainn, el mítico héroe del Ulster.

Y otro actor, Brendan Gleeson, está dirigiendo una adaptación de At Swim-Two-Birds, la novela escrita por el autor satírico Flann O'Brien...

El elenco para la película de Gleeson incluye a Colin Farrell y Cillian Murphy.

Pero lo irlandés es una calidad compleja y muy a menudo está ligada al lenguaje.

"Lo mejor sería prohibirlo", dijo Gleeson en una entrevista reciente. Hablaba del gaeilge (gaélico). En broma, por supuesto. El propio Gleeson lo habla perfectamente, al igual que Cillian Murphy. "Nos oponemos", explicaba Gleeson. "¡Si lo prohibiéramos todo el mundo querría hablarlo!"

¿O por lo menos intentar aprender a hablarlo?

Si no sabes hablarlo, aprende

Además del gaélico, hay otras dos lenguas que se reconocen como parte integrante de la composición de la isla: Ullans y Shelta. Shelta hace referencia al dialecto que hablan los nómadas irlandeses, interpretado de forma memorable por Brad Pitt en la película de Guy Ritchie, Snatch, cerdos y diamantes.

Ullans es la variante del escocés que trajeron los colonos al Ulster en el siglo XVII. De momento no hay cursos de Ullans, pero la Asociación de hablantes de Ullans en Ballymoney, Antrim, lleva tiempo trabajando con las escuelas para traer el Ullans a la nueva generación.

Lenguas vivas

Cuesta mucho trabajo rescatar un idioma reprimido (como lo fue el gaélico en el siglo XIX) pero se ha asentado firmemente y atrae a estudiantes de todo el mundo.

An Droichead en Belfast ofrece clases de conversación semanales, además de cursos de lengua para todos los niveles, pero si lo que quieres es inmersión total, dirígete a las regiones Gaelacht (zonas en las que se habla el gaélico) que hay repartidas por la isla.

Feicim, en tanto, da sus cursos en Inis Oírr, la más pequeña de las islas Aran (por cierto, sale en los créditos de apertura de la serie de comedia Father Ted). Hay cursos de fin de semana y de cinco días para alumnos principiantes hasta intermedios e incluso fines de semana para solteros.

Al fin y al cabo, ¿de quién son las vacaciones?

"Fueron unas de las vacaciones más divertidas que haya pasado nunca" escribe Margaret Hogan acerca de su curso en Feicim. "Todo era tan precioso y tan relajado. Paseábamos, charlábamos, nadamos, reímos, pescamos, bailamos...y todo el tiempo mejorábamos nuestro gaélico".

En Donegal, hogar de Oideas Gael en Glencolmcille, se habla con otro acento. Lleva desde 1984 atrayendo cientos de personas a sus cursos de lengua y actividades que incluyen pintura, música y danza.

"Conocí a americanos, suizos, australianos e incluso un soldado israelí aprendiendo las cupla focal [algunas palabras]", cuenta Sarah Ryder, redactora de RTÉ, que refrescó su práctica del gaélico en el noroeste de la isla. "El marco es impresionante y es realmente divertido. Como ir a una excursión con el cole, ¡pero sin toque de queda!"

Séamas Ó Feinneadh, de Nueva York, también se atrevió con el gaélico en Oideas Gael. "Mi profesora hablaba a mil por hora, pero tanto ella como el resto de la clase fueron comprensivos y me convencieron a mí, el único Poncán (yanqui) para que me quedara en la clase. Fue tan emocionante encontrarme entre gaélico parlantes que realmente no me importaba en qué clase estaba".

Mantenerse en contacto con nuestro patrimonio

Puede que el lenguaje esté vinculado con una identidad, pero también tiene que ver con una forma particular de pensar. Cuando aprendes una lengua antigua, aprendes también otra forma de pensar, y quizás puedas reencontrar algunos valores tradicionales.

Esto dice Brendan Gleeson del aprendizaje del gaélico: "Es una oportunidad para mantener vivos 2.000 años de craic [diversión] y sabiduría- ¡y eso nos puede venir muy bien!"