Grandes casas en Irlanda

En ningún lugar se expresa tan elocuentemente la historia de Irlanda como en nuestras "Grandes Casas”. La fascinante arquitectura y siglos de historia combinan de forma preciosa con el asombroso marco natural. Visita por la tarde a la hora del té, o aún mejor, quédate a dormir

¿Te apetece disfrutar de tu propia experiencia en una "Gran Casa"? Aquí hay siete que te recomendamos probar...

Castillo de Crom, Condado de Fermanagh

Los condes de Erne han disfrutado del castillo de Crom durante más de 350 años. Ahora nosotros también podemos disfrutar de él. El castillo es un dominio idílico de parques forestales ondulantes e islas arboladas dentro del Lough Erne superior. Recientemente se ha abierto el ala oeste del castillo al público, para visitas de una semana entera o de fines de semana. Sin embargo, el castillo en sí sigue siendo el hogar privado de Lord y Lady Erne.

Clonalis House, Condado de Roscommon

¿Te apetece dormir en la casa del último de los Grandes Reyes de Irlanda? Sí, gracias. La línea familiar de los O'Conor puede trazarse directamente hasta los últimos reyes del Reino de Connacht. Déjate llevar por este lujo tradicional y un paisaje absolutamente magnífico y conoce a Pyers y Marguerite O'Conor Nash, que llevan viviendo en la casa con su familia desde 1981. Marguerite hace unos pasteles alucinantes y cada mermelada, pan, tarta y pastel que se sirve en la casa lo ha hecho con sus propias manos.

Castillo de Dungiven, Condado de Londonderry

El clan O'Cahan gobernó toda la zona que rodea al castillo de Dungiven entre el siglo XII y XVII, siendo el castillo su hogar. Si alguna vez has oído la melodía de Danny Boy, entonces sí habrás oído hablar del clan O'Cahan, ya que la canción se llamó originalmente El lamento de los O'Cahan. Con una historia envuelta en leyenda y belleza, hoy en día el castillo es un hotel de cuatro estrellas con un galardonado restaurante.

Castillo de Castlewellan, Condado de Down

Quédate el fin de semana o ponte cómodo y hospédate una semana entera, inmerso en el estilo baronial escocés del castillo Castlewellan en el Condado de Down. Ubicado en una magnífica finca con lago, laberinto y parque forestal frente a las montañas de Mourne, el castillo es acogedor y para decirlo en una palabra, impresionante. También hay un Laberinto de la paz, de 1,2 hectáreas, para que te pierdas por el bosque de Castlewellan. Perfecto.

Enniscoe House, Condado de Mayo

En lo más profundo del oeste irlandés hay una elegante casa solariega georgiana que sirve de hogar a Susan Kellett, descendiente directa de la familia que se asentó originalmente en las tierras de Enniscoe House en la década de 1600. Enniscoe House puede presumir de tener un precioso jardín amurallado, un museo y un centro de historia familiar en la finca. Además, a dos pasos de ella se puede pescar en Lough Conn o hacer cualquier otra cosa que quieras en plena naturaleza. La famosa hospitalidad de Susan y la belleza e historia de Enniscoe hará que te sientas como en casa...aunque esta sea algo más grande.

Bantry House, Condado de Cork

Egerton Shelswell-White es descendiente directo de Richard White (el conde de Bantry), algo lógico y apropiado ya que Shelswell-White aún vive en y es propietario de Bantry House. Aclamada como una de las más finas casas históricas de Irlanda, los huéspedes pueden pasar la noche con servicio de bed and breakfast o alquilar alojamiento con cocina. Incluso puedes engancharte a un tour con un miembro de la familia Shelswell-White si no te apetece antes explorar la cercana bahía de Bantry...

Newbridge House y granja, Condado de Dublin

Newbridge House está resguardada entre 150 hectáreas de inagotable paisaje irlandés. Colinas ondulantes y cañadas llegan hasta la casa y esconden un horno de cal, un parque de aventuras, parque de ciervos, las ruinas de un castillo y una granja. ¿A que no está mal como espacio multitarea? La familia que originalmente fue propietaria de la casa eran los Cobbe, cuyo linaje familiar se remonta al siglo XV. Mantén los ojos abiertos cuando visites porque los Cobbes aún residen en esta asombrosa casa de vez en cuando.