Los jardines amurallados de Irlanda

Entrar en uno de los históricos jardines amurallados de Irlanda es como adentrarse en un mundo secreto. La periodista especializada en jardinería y escritora Fionnuala Fallon se pierde entre tanto verdor

Kylemore Abbey, County Galway
Kylemore Abbey, County Galway

Cuando las cosas se ponen demasiado difíciles la mejor solución es quitarse de en medio. Así como los paisajes salvajes y los ríos sinuosos de Irlanda son el bálsamo perfecto para el estrés, los centenarios jardines amurallados de la isla proporcionan otra clase de refugio.

Escondidos tras gruesos muros de piedra en grandes fincas, estos exuberantes jardines son los supervivientes de la era de las mansiones, que floreció durante el siglo XIX.

Hoy en día estos altos muros son aún de gran valor estético para los amantes de los jardines. Sin embargo siguen cumpliendo con su importantísima función original, elevar la temperatura del jardín y proporcionar a las plantas un medio ambiente favorable.

Glenarm Castle, County Antrim
Glenarm Castle, County Antrim

Hoy en día muchos de los cientos de estos jardines que aún sobreviven han sido esmerada y cuidadosamente restaurados. Se han reconstruido los muros derrumbados; se han reparado los viejos invernaderos; se han limpiado los senderos de guijarros; se han replantado con destreza los arriates de flores.

Para decirlo en pocas palabras, la delicia de cualquier jardinero entregado; estos son algunos de mis favoritos...

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

No se puede hablar acerca de los jardines amurallados de Irlanda sin mencionar el magnífico jardín amurallado victoriano de casi dos hectáreas y media de la abadía de Kylemore en el Condado de Galway. Este jardín recuperó su belleza original a finales de los noventa y es famoso por el recóndito encanto de su entorno, Connemara, y por la áspera belleza del paisaje que lo rodea.

Una estricta ley gobierna el jardín: todas las especies que crecen entre sus muros tienen que haber sido cultivadas en su día por los jardineros victorianos. La jardinera jefe Anya Gohlke se ocupa no sólo de que las patatas se cultiven mediante el método tradicional, llamado en inglés "lazy beds", sino también de que sean de las variedades típicas del período victoriano, como por ejemplo Epicure o Langworthy.

Habitaciones con vistas

El jardín amurallado del castillo de Glenarm en el Condado de Antrim lleva una década en restauración. Diseñado en forma de espacios comunicados entre sí, este jardín acoge varios jardines menores con flores y frutas, un fragante jardín de hierbas, un bello huerto, arroyuelos, estanques, cascadas y fuentes, e incluso un moderno montículo diseñado en espiral.

El jardín también alberga lo que sin duda es el campo de césped más perfectamente cuidado de toda la isla; el jardinero jefe James Wharry y su hermano Billy se encargan de ello con mucho cuidado.

Restaurar el esplendor del pasado

Al sur de Glenarm, en el vecino Condado de Down, se encuentra el histórico jardín amurallado de Rowallane, creado en los años sesenta y del siglo XIX por el reverendo John Moore y hoy día a cargo del National Trust. Hay espectaculares parterres con plantas de todo tipo y la gran mansión fue en su día el hogar del notable botánico del siglo XX Hugh Armytage Moore.

Por su parte, en el corazón de Dublín está el centro de interpretación de Ashtown en Phoenix Park, donde descubriremos un jardín amurallado victoriano hermoso e impecablemente cuidado, que también ha estado en restauración durante los últimos años.

El terreno del parque de Ashton, de poco más de una hectárea, está cuidado por la Oficina de Obras Públicas y en ellos hay cabida para enormes canteros dobles de plantas de hoja perenne, así como prados en los que crecen frutales, flores y verduras; los muros están cubiertos de enrejados que se usan para atar y dar forma a ciruelos, cerezos y perales.

Mansiones y castillos

En el área rural del Condado de Carlow, encontraremos un jardín amurallado que se esconde en el mágico Altamont. Es aquí donde el brillante jardinero Robert Miller ha creado una serie de canteros con plantas perennes intrincadamente plantadas.

Cerca de allí, en el Condado de Waterford, hay que visitar las almenas de cuento de hadas del histórico jardín amurallado del castillo de Lismore, que pertenece a la familia Devonshire desde hace generaciones.

Gran parte del diseño actual de este jardín, auténtico decano del mundo de la horticultura, así como su venerable invernadero, son obra del conocido arquitecto, jardinero e ingeniero victoriano Sir Joseph Paxton.

Mundos secretos

Penetrar en un jardín amurallado secreto es adentrase en una fantasía victoriana repleta de sorpresas. La Naturaleza domada. Y, quién sabe, puede que te inspire para cultivar en casa joyas de la horticultura, aunque sea a menor escala...

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry