Rory McIlroy: el chico de oro del Golf

Con otra victoria más en el bolsillo - esta vez el US PGA Championship en Valhalla - y su renovado estatus de número uno mundial, parece que Rory McIlroy, el hombre del condado de Down en Irlanda del Norte, lo tiene todo por delante.

Cuando un victorioso Rory McIlroy levantó la copa del US PGA Wanamaker Trophy en Louisville, Kentucky, estaba también celebrando sus cuatro asombrosos ‘grandes’ con menos de veinticinco años. Pero ¿de dónde ha sacado este joven y excepcional talento la habilidad para derrotar a los mejores del mundo en su propio juego? Exploramos los campos que han hecho de Rory McIlroy un auténtico tetracampeón. 

El lugar donde Rory McIlroy aprendió a jugar

McIlroy es un ganador desde el principio. Crece en los exigentes campos tipo links y parkland de la ruta costera de la Calzada, Irlanda del Norte, donde gana varios y  prestigiosos títulos durante su adolescencia. Sin duda las lecciones allí aprendidas le son muy útiles para derrotar a Tiger Woods en 2011 en el Honda Classic y convertirse por primera vez en el número uno del mundo.



Las horas extra de entrenamiento en su club local de Holywood, condado de Down, proporcionan a la joven estrella la autoconfianza suficiente para empezar a cosechar éxitos; así lo demuestra en 2005 al ganar el Irish Amateur Close. A sus 16 años, esta victoria lo convierte en el vencedor más joven de la historia del título, conseguido antes por jugadores de la importancia de Darren Clarke y Graeme McDowell.

También en 2005 McIlroy bate el record del Dunluce links del Royal Portrush Golf Club, condado de Antrim, al conseguir una puntuación de 61 golpes. El campo data de 1888 y ha sido el único de Irlanda en albergar el Open Championship. Parece que lo volverá a hacer en 2019.

Convirtiéndose en un profesional

En 2007, McIlroy consigue un codiciado puesto en el equipo de Gran Bretaña e Irlanda para la Walker Cup, celebrada en el Royal County Down Golf Club. A pesar de que el equipo no logra volver a casa con la Copa, McIlroy se las arregla para vencer su partido individual contra Billy Horschel. También en 2007, Rory se convierte en profesional y arranca su carrera con varios triunfos. 

Después de ganar por segunda vez el Irish Close, McIlroy se prepara para defender el título doblegando a un verdadero gigante, su propio mentor, Nick Faldo, en el ventoso Old links de Ballyliffin. Este campo se encuentra enclavado en la península de Inishowen, condado de Donegal, en el extremo norte de Irlanda. 

El Donegal más salvaje

Ballyliffin es un campo de golf fabuloso" dice McIlroy, que batió el record del campo con 67 golpes al vencer al seis veces campeón Nick Faldo por un golpe. “Hay dos magníficos campos allí. El Old Links es algo más corto y estrecho y tiene greens pequeños. Fue rediseñado por Nick Faldo y es un campo muy complicado y exigente. El Glashedy, por su parte, es un campo de golf grande, de más de 6700 metros."

McIlroy continúa: “Son dos campos de golf extraordinarios enclavados en un entorno incomparable. Si tienes ocasión de venir al noroeste de Irlanda, no te puedes perder Ballyffin bajo ningún concepto."

Posiblemente el mejor campo tipo links del mundo

Sólo unos días después de derrotar a Faldo, McIlroy defiende y logra conservar el título del Irish Close en el European Club y afirma que es el mejor campo de golf tipo links en el que ha jugado en su vida.

Todo un cumplido viniendo de un jugador que ha crecido a cinco minutos de otro gran campo tipo links, Royal County Down, y que jugaba habitualmente en Royal Portrush cuando era sólo un niño.

“El European Club es posiblemente el mejor campo de links en que he jugado, incluidos los de Royal St. George’s, Royal County Down y Royal Portrush” asegura McIlroy. “Es sencillamente así. Los búnkers están apuntalados con traviesas de tren... Las calles son las mejores en las que he jugado. Es un campo absolutamente increíble".

“Me encantan los campos como este; campos en los que es verdaderamente necesario pensar cada movimiento. Me ayudan a concentrarme aún más."

El ojo del Tigre

De nuevo en el Irish Close, McIlroy está a punto de batir el record de Tiger Woods de julio de 2012, cuatro bajo par 67, pero acaba con tres bajo par y tiene que contentarse con 70. En la segunda vuelta el viento sopla fuerte y la puntuación se resiente: 80 golpes.

A pesar de todo el jugador se clasifica con toda facilidad para los matchplays y finalmente se alza con el título, no sin haber aprendido un par de valiosas lecciones sobre el manejo del campo y juego con viento, que sin duda han tenido gran importancia en su posterior carrera profesional.

Rory McIlroy es un jugador norirlandés cincelado por los campos de su juventud. Campos que hacen campeones en #homeofchampions.

Por Brian Keogh