Donde McIlroy aprendió a jugar

Los grandes campos son la cuna de los grandes campeones, y Rory McIlroy es el campeón del momento, tras su victoria en el Open 2014. Descubre los campos que hicieron de McIlroy un campeón.

Cuando Rory McIlroy consiguió la Claret Jug en el Open Británico 2014 se convirtió en uno de los tres jugadores en hacerse con tres títulos Masters antes de cumplir los 25 años. Tiger Woods y Jack Nicklaus fueron sus predecesores en esta hazaña. ¿Lo conseguirá de nuevo cuando el Open se celebre en Royal Portrush en el año 2019? ¡Eso esperamos!


McIlroy ha sido un ganador desde siempre. Se crió jugando en links y parklands de considerable dificultad a lo largo y ancho de la ruta costera de la Calzada en Irlanda del Norte. Ya de adolescente consiguió prestigiosos títulos. Sin duda le sirvió para tener toda la confianza en su juego que necesitaba para competir contra Tiger Woods en el año 2011 en el Honda Classic, cuando por primera vez se posicionó como número uno del mundo.  


Muchas horas de juego en el club de Golf Holywood en su ciudad natal del Condado de Down le garantizaron la práctica y confianza necesarias para avanzar en su meteórica carrera golfística. Ya en el año 2005, con tan sólo 16 años, se proclamó ganador del título Irish Amateur Close, siendo así el jugador más joven de la historia en ganar el título, previamente conquistado por estrellas de la talla de Darren Clarke o Graeme McDowell. En ese mismo año McIlroy alcanzó un nuevo record al conseguir una puntuación de 61 en el Royal Portrush Golf Club, situado en Dunluce, Condado de Antrim. Este campo data del año 1888, y es el único en toda la isla de Irlanda que ha sido anfitrión del Open Británico, donde se celebrará de nuevo en el 2019.  

El salto al golf profesional

En el año 2007, McIlory consiguió entrar en el equipo de Gran Bretaña e Irlanda en la Copa Walker, celebrada en el Club de Golf Royal County Down. Aunque en esa ocasión el equipo no se hizo con la copa, él ganó las pruebas individuales contra Billy Horschel. 2007 fue también el año en el que Rory dio el salto al golf profesional haciéndose con varias victorias. 

Tras la segunda victoria de McIlroy en el Irish Close, el jugador se preparó para defender su título al vencer al gran Nick Faldo, su mentor, en el Old Links de Ballyliffin, que se extiende sobre la Península Inishowen en Donegal, el condado más septentrional de Irlanda. 

El salvaje paisaje de Donegal

"Ballyliffin es un campo de golf fantástico", cuenta McIlroy, que consiguió el récord del campo con 67 golpes, batiendo por un golpe a un ganador de seis majors como Faldo. "Allí tienen dos excelentes campos de golf. El Old Links, que es un poco más corto y algo más estrecho, con greens pequeños. Nick Faldo lo rediseñó y puede ser muy traicionero; un gran desafío. El Glashedy, en tanto, es un campo grande de casi 7.000 metros.

"Tienen dos magníficos campos de golf en un terreno espectacular, así que si se tiene la oportunidad de ir al noroeste de Irlanda, no cabe duda de que Ballyliffin debería estar en la lista de cualquier golfista".

Probablemente el mejor campo tipo link del mundo

Tan solo unos días después de haber ganado a Faldo en Ballyliffin, McIlroy defendió su título de Irish Close en The European Club y lo declaró el mejor campo tipo link en el que hubiera jugado jamás.

Es un gran elogio viniendo de un jugador que creció a tan solo unos minutos del fantástico links del Royal County Down, y que jugó tantas veces en Royal Portrush cuando no era más que un niño.

"The European Club probablemente sea el mejor campo tipo link en el que haya jugado jamás, e incluyo Royal St George's, Royal County Down y Royal Portrush", dijo entonces McIlroy. "Me encanta lo bien definido que está y esas traviesas que colocaron en los bunkers. Las calles son las mejores en las que haya jugado nunca. Es absolutamente increíble.

"Me encantan los campos que te ponen a prueba. Me ayuda a concentrarme mucho mejor. Más o menos son los motivos por los que me impresiona tanto".

La mirada del Tigre

De vuelta al Irish Close, McIlroy estaba a punto de batir el récord del campo de cuatro bajo par 67 establecido por Tiger Woods en julio de 2002, cuando llegó su turno en tres bajo par. Al final se tuvo que conformar con 70 y acabó con 80 en la segunda ronda al comenzar a soplar el viento y ponerse complicado el rough.

Igualmente, se clasificó con facilidad para las fases de matchplay y finalmente ganó el título con holgura después de haber aprendido una gran lección sobre la gestión de un recorrido de golf y el juego en condiciones de viento. Se podría decir que más tarde, durante su carrera profesional, esto le sirvió de mucho.

Si hablamos de curvas de aprendizaje, no cabe duda de que la suya iba hacia arriba.