Navegar en Strangford

Si hablamos de joyas portuarias, Strangford es una que brilla con intensidad. Puede que sea un puerto más bien modesto, pero ese es precisamente su encanto

Las preciosas hileras de casas frente al mar, adornadas con flores, se conjugan con unos lugareños ávidos de conversación para darte la más cálida de las bienvenidas. Aquí se respira tal calma, que tendrás la sensación de ser el primer marinero que descubre este puerto. Aunque, claro, no lo eres. Sin embargo, puede que San Patricio tuviera la misma sensación al llegar aquí durante su segunda visita a Irlanda, hacia el 432 d. de C.

Por lo que sabemos, el Cuan Hotel y su galardonado restaurante no estaban todavía cuando llegó Patricio. Si le hubiera echado el ojo a su fuente de mariscos, lo más probable es que se hubiera quedado a probarlo.

En un golpe de serendipia marinera, este puerto se encuentra a orillas de Strangford Lough y es un lugar perfecto para el recreo y los deportes acuáticos. Cuando ya hayas explorado tierra firme, puedes subirte a un barco y saltar de isla en isla, parando en alguno de los islotes arbolados, perfectos para un picnic apacible.

Izando velas

Si quieres enterarte de cómo se navega en un puerto, hay que ir a la fuente. Para saberlo todo acerca de la navegación en Strangford, localizamos al Secretario Honorario del Club de vela de Strangford, Philip Sandford. Philip se describe "nacido y criado a orillas del lough", así que no cabía duda de que fuera el hombre que nos sabría explicar lo que tanto atrae de la vela aquí.

"Strangford Lough es un lago que forma un mar interior con 365 islas. Todas esas islas componen una zona de exploración infinita para todo el que tenga una embarcación, ya sea grande o pequeña. Además, debido a la gran influencia que tiene la marea sobre el lago, su historia por encima Y por debajo de la superficie del agua hacen de él un lugar de especial interés científico".

Varios clubes de vela para todos los niveles

Según Philip, los principiantes encontrarán que en Strangford se atienden todas sus necesidades: "Existen varios clubes de vela en Strangford, todos ellos con cursos y actividades para principiantes. Al estar en el interior, el lough está protegido del oleaje y del mal tiempo. Al permitir seguir de cerca la influencia de la marea, proporciona un paisaje acuático seguro y variado".

¿Qué momentos especiales o anécdotas recuerda de las veces que ha navegado allí?

"¿Tienes unas cuantas horas para que te cuente? Las carreras que he ganado aquí, las barbacoas nocturnas en los islotes, haber visto a orcas, tiburones peregrinos, marsopas, y mucho más... Pero, sinceramente, navegar en el lough puede ser todo lo que tú quieras. Puedes encontrar paz y tranquilidad o unirte a cientos de otras personas que disfrutan del lough".

Eternamente cambiante

Pero para Philip, el verdadero encanto de la vela en Strangford es intangible: "Lo que más me gusta de navegar aquí es, sin duda, la personalidad eternamente cambiante que tiene el lough".

Nacido y criado aquí en Strangford, este hombre sabe de lo que habla.