La isla de las lunas de miel

Mourne Mountains
Mourne Mountains

Victoria Beckham lo hizo. Pierce Brosnan lo hizo. Paul McCartney siguió su ejemplo y Dita Von Teese se unió a ellos. Irlanda es donde se casan las estrellas.

Y ahora parece que está de moda pasar la luna de miel en Irlanda, hemos tenido el ejemplo de Kim Kardashian y Kanye West, que han elegido esta isla para pasar unos días de paz y tranquilidad después de su azarosa boda. Pero ni esta pareja famosa podría experimentar tanta felicidad en la isla de Irlanda, como Denise Duffield-Thomas que también celebró su luna de miel en la isla.

Cuando alguien ha experimentado una luna de miel de un año, lo primero que provoca en los demás es envidia. Es lo que les pasó durante un año entero a la australiana Denise Duffield-Thomas y a su marido inglés, Mark. El matrimonio ganó un concurso para recién casados y se fue de luna de miel por todo el mundo durante un año entero.

Pero no fue solamente su luna de miel: volvieron a casarse 87 veces por el camino. Visitaron 12 países, pero hubo un único país que visitaron dos veces. Ese país es Irlanda.

"Irlanda tiene una belleza arcaica que la hace increíblemente romántica" dice Denise. "Nos encantó visitar tanto los castillos como los pubs, pero fueron también las pequeñas historias de la gente que alimentaron nuestra luna de miel".

Después de un año viajando a destinos románticos, se les podría llamar expertos en la materia: ¿qué lugares de Irlanda les deslumbraron especialmente como pareja?

"Nos enamoramos de tantos sitios por el camino", cuenta Denise. "El castillo de Johnstown en Wicklow fue un lugar increíblemente romántico para casarse. ¡Incluso fantaseamos brevemente con que ganábamos la lotería y lo renovábamos para quedarnos a vivir allí! Nos encantó montar a caballo en el Parque Nacional de Killarney y no hay nada más romántico que una luna de miel en la suntuosa y opulenta finca de Mount Juliet, en Kilkenny (con un spa para la novia y un campo de golf diseñado por Jack Nicklaus, famoso en el mundo entero, para el novio)."

Cantidad de lugares para casarse
Además, no se perdieron ni un rincón de la isla, visitando otros lugares para bodas por el camino, incluido el singularmente espectacular templo de Mussenden en el Condado de Londonderry: "Literalmente, nos hemos cruzado todo el país, ¡conduciendo desde AntrimCork en un solo día!"

Hablando del novio, ¿que impresión le causó Irlanda al afortunado contrayente? "Mark es mitad irlandés por parte de su madre, así que para él fue emocionante ponerse en contacto con sus parientes en Donegal mientras pasábamos la luna de miel"

Los lugareños hacen el lugar
Para Denise y Mark no fue únicamente el reencuentro con parientes olvidados o los paisajes lo que le dieron a Irlanda esa romanticismo que no encontraron en otro lugar. La gente también puso de su parte: "Hicimos más amistades en Irlanda que las que tenemos en nuestro propio barrio. Los irlandeses tienen una forma de hacerte sentir inmediatamente en casa”. 

Al hojear las fotos que tomó Denise durante su estancia en Irlanda, lo que llama la atención son las sonrisas. La suya, la de su marido y la de todo el mundo que les rodea.

Si alguna vez te has preguntado qué es lo que provoca una sonrisa en los ojos de los irlandeses, la respuesta podría muy bien ser: un poco de romanticismo.