Condado de Donegal en 5 días

Ábrete camino por Donegal disfrutando de sus parajes más norteños, su historia marítima y sus sublimes campos de golf para los golfistas más exigentes.

Empezando en la frontera de Donegal en Muff, esta ruta se abre camino por la gran naturaleza salvaje de la península de Inishowen y el bullicioso centro urbano de Letterkenny, antes de avanzar hacia la épica costa del noroeste de Irlanda.

En este itinerario podrás realizar paseos tonificantes por la costa, observar aves, jugar un poco al golf en unos campos tipo links espléndidos e incluso viajar de una isla a otra.

La ruta puede disfrutarse a lo largo de cinco días. Pero te aconsejamos que te tomes tu tiempo, ya que hay muchas joyas ocultas a tan solo un paso de la ruta principal.

Encontrarás más información en conducir en la isla de Irlanda, aquí.

Día 1

Muff a Buncrana: 157,5 km / 3 horas 8 minutos a 50 km/h

Al cruzar el río Foyle, con la ciudad de Derry~Londonderry en tu retrovisor, dirígete hacia el noroeste. Estarás conduciendo a través de Muff y toda la extensión de la península de Inishowen, con lugares preciosos tras casi cada curva y el imponente Lough Swilly cubriendo todo tu horizonte.

Algunos de los platos fuertes de la zona son el pueblo de la hambruna de Doagh (Doagh Famine Village), el Ballyliffin Golf Club y la posibilidad de mirar al cielo y ver la aurora boreal sobre el castillo de Inch o la playa de Culdaff. Quédate un rato en Moville y podrás conocer al chef de Donegal Brian McDermott (alias El Chef sin Sal) en su escuela de cocina. Conduce hacia el sur desde allí y llegarás al auténtico corazón de la península de Inishowen: el pueblo de Buncrana.

Con toda su variedad de lugares para quedarte, Buncrana es el lugar perfecto para hacer una parada en la ruta costera del Atlántico, y una magnífica base para explorar la zona. Puedes alquilar una bici en Pedal Right, o descubrir la historia de tu familia (si tus orígenes están por estos lares) en el Centro Genalógico de Inishowen. Quizás te pueda apetecer una excursión al castillo de Buncrana, ver el paisaje desde el lomo de un caballo, o hacer senderismo en las colinas de la región... O, si prefieres tomártelo con calma, reserva una sesión en el Seagrass Well Being Centre, el centro de salud y bienestar del Inishowen Gateway Hotel, y déjate mimar.

Cabo Malin

Explora la punta más al norte de Irlanda: el cabo Malin. Este escarpado cabo tiene mucha historia: dos de los atractivos son una torre de señales de la era napoleónica y puntos de vigía abandonados de la Segunda Guerra Mundial. Una visita a Malin Head Shipwrecks también revela la historia de naufragios de transatlánticos y submarinos alemanes justo frente a estas costas.

Leer más

Museo marítimo de Inishowen

Para comprender la relación profundamente enraizada entre la gente de Inishowen y el mar, el Museo marítimo de Inishowen es el lugar al que acudir: encontrarás información sobre todo, desde el tiburón peregrino hasta los bombarderos B17. Recientemente se le ha sumado también un planetario, añadiendo algo de intriga extraterrestre.

Leer más

Día 2

Buncrana a Letterkenny: 45,5 km / 55 minutos a 50 km/h

Buncrana a Letterkenny

Dirigiéndote hacia el sur y oeste desde Buncrana, el poderoso Lough Swilly te acompañará como impresionante telón de fondo. Pero antes de alejarte mucho de la península, reserva algo de tiempo para visitar Grianan de Aileach ("fortaleza del sol"). Esta fortificación circular de piedra está situada en un lugar sagrado y ya hacía referencia a ella Ptolomeo en su mapa del mundo, elaborado en el siglo II.

Más al sur, pronto aparecerá la isla Inch en el horizonte, y una gran oportunidad para jugar una ronda de golf en el North West Golf Club. Virando cada vez más hacia la costa, para después bajar de nuevo ligeramente hacia el sur, llegarás al bullicioso corazón de Donegal: Letterkenny.

Observación de aves en la isla Inch, Burt, Inishowen

Si los aficionados a la ornitología tuvieran que hacerse una idea del paraíso, sería la isla Inch. Este es el principal humedal de Irlanda para las aves que migran desde tres continentes. El cisne cantor, el ganso común y el ánsar careto son algunas de las especies que se pueden observar.

Leer más

Después de tanto tiempo entre la naturaleza salvaje de la costa, puede que haya llegado el momento de disfrutar de unas compras en el Centro Comerical de Letterkenny. Después de las tiendas, desconecta en el Aura Leisure Complex: puedes bañarte en la piscina o relajarte en la sauna o el jacuzzi. Incluso podrías apuntarte a una clases de talla de piedra en el centro de escultura de Redmond Herrity o visitar el Colmcille Heritage Centre y su exposición interpretativa acerca de San Columba, patriarca del movimiento monástico irlandés.

Día 3

Letterkenny a Bunbeg 171 km / 3 horas 25 minutos a 50 km/h

Letterkenny a Bunbeg

De nuevo hacia el norte desde Letterkenny llegarás a la belleza salvaje de la península de Fanad Head. Con su faro en la cima, que tantas vidas ha salvado, la ruta en esta zona está repleta de increíbles formaciones geológicas, incluido el Great Arch ("gran arco"): la península es un mirador portentoso con vistas hacia todas las direcciones. Un poco menos épico pero igualmente bello, Fanad está rodeada por "la playa más bonita del mundo", según un periodista británico... se encuentra cerca de Portsalon en la bahía de Ballymastocker.

Dirígete hacia el sur, de vuelta por la costa de Fanad, antes de girar otra vez hacia arriba y Horn Head, que se encuentra cerca del pueblo de Dunfanaghy. Es una oportunidad para estirar las piernas y para vértelas cara a cara con esta saliente de roca de 200 m de altura, llena de miles de posaderos que acogen a gaviotas, araos aliblancos y frailecillos.

Fanad Head

Esta península expuesta al salvaje océano es un auténtico tesoro del noroeste de Irlanda, que sirve de refugio para fauna como la foca gris y aves marinas. Entre los lugareños se rumorea que el faro de Fanad Head es más alto que la Torre Eiffel (nosotros no estamos tan seguros). De cualquier forma, lleva desde 1818 parpadeando hacia el mar.

Leer más

Isla Tory

La garra que siempre ha demostrado la isla Tory se presta a la conservación de antiguas costumbres y tradiciones irlandesas. Tory Island Ferry organiza excursiones de un día a la isla con regularidad (comprobar horarios de salida). La isla tiene un Rey de Tory, ¡y uno de sus cometidos es dar la bienvenida a los visitantes que llegan con el ferry!

Leer más

Siguiendo por la costa, puede que te apetezca desviarte hacia el Parque Nacional de Glenveagh ("valle de abedules"). Este sobrecogedor Parque Nacional abarca más de 6400 hectáreas de bosques, lagos y castillos, y es el hogar de una magnífica manada de ciervos rojos.

Siguiendo hacia el oeste, estarás viajando por la parte Gaeltacht (de habla gaélica) de Donegal, así que verás mucha de la señalización en gaélico. El diminuto pueblo pesquero de Bunbeg es el siguiente que te encontrarás, protegido por los acantilados marinos en la desembocadura del río Clady. Desde el pintoresco puerto de Bunbeg se puede salir de excursión para pasar el día en las cercanas islas de Innishinny, Tory y Gola. Desde todas ellas tendrás una perspectiva fantástica de todo el entorno.

Si te gusta el golf, puedes instalarte en Teac Jack, un vibrante hotel, restaurante y pub. Gweedore Golf Club está muy cerca en coche, y puedes volver por la noche a Teac Jack para disfrutar de una sesión de música tradicional. Verás: el encanto que tiene Bunbeg es que sabe cómo convencer para que te quedes un rato más.

Día 4

Bunbeg a Ardara 72 km / 1 hora 26 minutos a 50 km/h

Bunbeg a Dungloe

Cuando por fin dejes atrás Bunbeg para continuar hacia el sur, virando ligeramente hacia el este, te encontrarás con muchas oportunidades para detenerte un rato a pescar trucha marrón, trucha marina y salmón a lo largo de Loughanure entre mayo y septiembre. Sigue dirigiéndote hacia el suroeste bordeando la costa y pronto llegarás a Dungloe.

Dungloe es otro pueblo Gaelteacht, lo que significa que aquí se habla principalmente el gaélico. Pero no te preocupes, todo el mundo habla también el inglés. Puedes comer algo en Doherty's Restaurant. Sirven deliciosa comida casera y, por supuesto, marisco fresco traído directamente de los barcos pesqueros. Si te apetece quedarte un rato, puedes disfrutar de una sesión de música tradicional en directo en Beedy's Bar en Main Street.

Estableciendo tu base en Dungloe, estás perfectamente situado para explorar el cercano Monte Errigal, la playa virgen de Cloughglass en Burtonport, o hacer una excursión a la isla de Arranmore en el Arranmore Ferry. Incluso puedes alquilar tu propio barco con Inishfree Charters, para verlo todo a tu propio ritmo. Si llegas a principios de mayo, te puedes unir al fin de semana de senderismo, el Dungloe Walking Weekend, con caminatas guiadas para todos los niveles.

Glenties

El pueblo de Glenties está situado en el punto en que convergen dos valles ("glens") y dos ríos. El fuerte lazo que existe entre el pueblo y el mar se explica en el museo local y puede que los más cinéfilos lo recuerden de la película El baile de agosto, protagonizada por Meryl Streep y Micheal Gambon. ¡Entra en cualquiera de los pubs y los lugareños estarán encantados de contarte su gran momento de fama!

Leer más

Leo’s Tavern

En el mundo de los pubs con música tradicional irlandesa Leo's Tavern en Crolly es una verdadera leyenda. Aquí es donde la cantante Enya, que empezó en el grupo irlandés Clannad, se crió y descubrió su amor por la música. En el interior, las paredes están adornadas con los discos de platino de Enya, junto a las fotografías de sus visitantes famosos. Los dueños, Maire y Leo, dejan a menudo a un lado sus obligaciones para tocar ellos mismos canciones tradicionales irlandesas y bailar.

Leo’s Tavern

Dungloe a Ardara

Cuando dejes atrás Dungloe, el Atlántico debe quedar siempre a tu derecha. Nos cuentan que, en una ocasión, el inspector de playas trató de contar el número de playas de Donegal, pero se rindió después de calcular unos cuantos centenares, ya que hay un sinfín de pequeñas calas que aparecen muy cerca de las carreteras principales. Que tomen nota también los amantes del golf: el Narin and Portnoo Golf Club está a muy poca distancia de la ruta y es un pequeño desvío que vale mucho la pena.

Al continuar hacia el sur, verás un paisaje salpicado de lagos. Te aconsejamos que no olvides tu caña de pescar. Los lagos de Aderry, Namanlagh y el río Gweebarra son todos paraísos para la pesca. La temporada del salmón y la trucha marina empieza el 1 de abril y dura hasta el final de septiembre, y se requiere una licencia de pesca de un día para pescar en el río Gweebarra (se puede conseguir en la tienda local de Doochary).

Si sigues hacia el sur llegarás a Ardara, designado pueblo patrimonial. Conocido como "la capital de los festivales en Donegal", te sabrán seducir con la cálida bienvenida que te espera en esta comunidad tan unida. No te pierdas el Donegal Tweed Centre, donde descubrirás todo lo que hay que saber acerca de la tradición del tweed que se teje a mano en esta zona. Al caer la noche encontrarás cantidad de casas rurales y hoteles, así que Adara es el lugar perfecto para pasar la noche.

Día 5

Ardara a ciudad de Donegal 111 km / 2 horas 13 minutos a 50 km/h

Ardara a Killybegs

Al salir de Ardara, asegúrate de reservar tiempo para visitar Killybegs. Este pintoresco pueblo pesquero tiene una conexión profunda y muy especial con el océano, que se explica maravillosamente en el Maritime and Heritage Centre (centro marítimo y de patrimonio cultural). A tan solo 10 minutos en coche está la playa de Fintra Beach. Desde Saint John's Point puedes disfrutar de las vistas del faro e incluso de la imponente montaña de Ben Bulben en el cercano Condado de Sligo, así que un paseo por estas arenas es obligatorio.

Killybegs a la ciudad de Donegal

Salido en dirección este desde Killybegs, pronto te parecerá que estás conduciendo en el mismísimo borde del mundo. En este tramo del noroeste de Irlanda, los acantilados de Slieve League lo dominan todo. Midiendo casi el doble que los acantilados de Moher en el Condado de Clare, estos acantilados marinos son unos de los más altos pero accesibles de Europa, así que reserva tiempo suficiente para explorarlos.

Acantilados de Slieve League

No hay muchos paisajes de costa más bonitos que éste. Los acantilados de Slieve League son los acantilados marinos más altos de Irlanda, con una altura de 600 m. Aquí podrás hacer unos paseos guiados sensacionales y visitar el centro de visitantes de los acantilados de Slieve League, donde además sirven comida deliciosa.

Leer más

Kitty Kelly’s presenta su café irlandés

Ubicado en una granja de 200 años de antigüedad, restaurada con esmero, el restaurante Kitty Kelly's en Killybegs es el perfecto lugar para pararse a comer. La filosofía gastronómica del lugar es servir productos locales. Date el gusto de probar la fuente de marisco y descubre el secreto para preparar el café irlandés perfecto, con la demostración de Kitty Kelly.

Leer más

Siguiendo hacia el este, te acercas a la ciudad de Donegal: un lugar precioso situado en la boca de la bahía de Donegal. Dun na nGall (gaélico) significa "fortaleza de los extranjeros", en referencia a los vikingos que hicieron de la ciudad su bastión.

Desde el castillo de Donegal a las ruinas del monasterio franciscano, todo aquí está imbuido de historia. La ciudad en sí está llena de tiendas de artesanía moderna y tradicional, que venden productos locales, y salir a cenar trae sus recompensas, como un plato de suculento marisco fresco de la bahía de Donegal servido en uno de sus galardonados restaurantes.

Una forma magnífica de explorar la bahía de Donegal es en barco. Desde el mar hay unas vistas impresionantes a las montañas Bluestack, Seal Island (la isla de las focas) y la bahía de Donegal. Visita Donegal Bay Waterbus para ver los horarios de salida.

Esta es la última parada de esta sección de tu itinerario por la ruta costera del Atlántico, pero la odisea costera no termina aquí. Más hacia el sur están el Burren y los poderosos acantilados de Moher...y aún más allá, las maravillas de Kerry y de Cork.

Información útil