5 maneras de empaparte de espíritu navideño

¿Quieres saber por qué la Navidad en Irlanda es tan memorable? Hemos elegido unas cuantas cosas especialmente únicas que llenarán tu Navidad de festejos…

1. ¡Encuentra gangas en una cripta del siglo XII!

En pleno corazón medieval de Dublín se encuentra una catedral que data del año 1030. Allí, rodeada de antiguos muros de piedra, descubrirás una de las ubicaciones más sorprendentes para un mercadillo de Navidad: una cripta del siglo XII. Además de ser la estructura más antigua que se mantiene en pie en Dublín, la cripta de la Catedral de la Santísima Trinidad es la más grande de todo el Reino Unido e Irlanda, lo que hace que sea un lugar inolvidable para irse de compras en diciembre. La atmósfera también se caldea fuera de la catedral y enseguida te verás inmerso en el ambiente festivo y cantando villancicos. ¿Quieres un consejo? Cuando hayas terminado de comprar, date un paseo hasta el pub más antiguo de Dublín, el Brazen Head, para un reconstituyente whiskey caliente y una sesión de música tradicional irlandesa.

2. Dedica un poco de tiempo a un paseo reconstituyente

Los paseos navideños son una parte importante del diciembre irlandés. Y con muchas de las grandes casas solariegas de Irlanda hermosamente decoradas con enormes árboles, luces centelleantes e incluso algún que otro mercadillo de Navidad, sirven de bello contraste para las ajetreadas tiendas del centro de la ciudad. En el castillo de Crom, a orillas de Lough Erne en Fermanagh, te espera un país invernal de las maravillas. Disfruta de un día frío de invierno descubriendo los mágicos bosques y el viejo castillo antes de volver a la casa para tomar un vino caliente y una tartaleta de frutas, mientras los niños visitan a Papá y Mamá Noel.

Papá Noel con un nuevo look tradicional (¡traje verde, no rojo!) en Belvedere House & Gardens, un magnífico pabellón de caza del siglo XVIII a orillas de un lago en Westmeath. La casa y los jardines son una gozada para explorar, especialmente en invierno. Recorre los enormes jardines y los espacios verdes de su finca antes de visitar la curiosa locura arquitectónica que es el Jealous Wall (el muro de los celos), construido en 1760.

3. Artesanía para todos

En Irlanda lo artesanal está en plena moda. Mientras nuestras ciudades se iluminan con luces de hadas y brillantes bolas de Navidad, hay cantidad de actividades artesanales que tienen lugar entre bastidores y que te harán sentir el auténtico sabor de la artesanía irlandesa. La National Craft Gallery en Kilkenny organiza una noche de vino caliente y artesanía (el 19 de diciembre) en la que puedes crear preciosas coronas de tela y decoración navideña hecha a mano.

O dale un toque totalmente irlandés a tu árbol de Navidad con la creación de objetos decorativos en la Feria de Navidad de Winterval en Waterford. Y si no te sientes demasiado creativo, no te preocupes... puedes disfrutar del fruto del trabajo de los demás en el centro de artesanía SPACE en el Fountain Centre de Belfast y en la tienda "pop-up" (abre solamente para las navidades) Makers & Brothers & Others, en el Dame Lane de Dublín.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

4. Disfruta visitando el pub definitivo

Fíate de nosotros: pon un pie en un pub tradicional irlandés durante este mes de diciembre y no te podrás creer el ambiente. En una época en la que nuestros amigos y familiares vienen de lejos a visitarnos, nos reunimos en nuestros pequeños y acogedores pubs, haciendo de diciembre una gran fiesta que dura todo el mes. Con fantásticos apartados (snugs), los viejos mostradores de madera, el fuego chispeante de la chimenea y una animada colección de lugareños, no hay mejor sitio para estar en estas Navidades.

Degusta una lujosa comida navideña en Grace Neill's, del siglo XVII, en el Condado de Down, hazte sitio en un cómodo snug en Kehoe's, en la South Anne Street de Dublín o combina una pinta con las compras navideñas para tu padre en Foxy John's pub/ferretería en Dingle, Condado de Kerry.

5. ¡Canta Aleluya!

Es la canción más navideña que se haya escrito jamás, y se interpretó por primera vez en Dublín in 1742, así que no hay mejor sitio para disfrutar de ella que en el majestuoso oratorio de la capital que acogió su estreno. El Bord Gais Energy Theatre, diseñado por Daniel Libeskind, servirá de glorioso escenario moderno para que te sientes cómodamente y disfrutes del sonido de la Navidad (9 de diciembre). Después, prueba un cóctel navideño en el imprescindible Rooftop Bar, el bar de moda en la azotea del Marker Hotel. O reserva entradas para el Waterfront Theatre de Belfast (13-14 de diciembre), donde podrás disfrutar de un concierto de la Orquesta del Ulster.

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry