Glendalough

Construido en el siglo VI, el conjunto monacal de San Kevin es la joya de la corona del Parque Nacional de las montañas de Wicklow... ¡Que no se te olviden la botas!

The Valley is home to one of Ireland’s most impressive monastic sites founded by St. Kevin in the 6th Century
The Valley is home to one of Ireland’s most impressive monastic sites founded by St. Kevin in the 6th Century

Quedarse sin palabras no es un fenómeno nuevo en Glendalough. Este cautivador valle glacial lleva miles de años recibiendo expresiones de admiración y cantidad de visitantes...

The lough at Glendalough, County Wicklow
The lough at Glendalough, County Wicklow

"No hay lugar como Glendalough si lo que buscas es la esencia de la agreste y romántica Irlanda" dice la guía Lonely Planet.

"Sólo la fantasía puede describir el encanto de ese delicioso lugar" escribió el novelista William Makepeace Thackeray hace más de 150 años. "Apenas lo conoces se hace tu amigo para siempre, y cada vez que lo recuerdas te sientes feliz".

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Ya ves que Glendalough (el valle de los dos lagos) es natural y espiritualmente espectacular. Durante la Edad de Hielo, hace miles de años, los arroyos de montaña y los depósitos aluviales se confabularon para esculpir el lugar y crear el lago superior y el lago inferior, tan apreciados hoy en día por los excursionistas que visitan Glendalough.

El Monasterio, fundado por San Kevin en el siglo VI, está enclavado en el mismo centro de Glendalough, lo que lo convierte en uno de los lugares más visitados de Irlanda.

Una ciudad en las colinas

El conjunto monacal de San Kevin fue en su tiempo una auténtica ciudad, con una torre irlandesa de 30 metros, un edificio de entrada, varias iglesias, una catedral, granja, casas y una considerable población laica que lo convirtieron, durante 500 años, en uno de los centros eclesiásticos de mayor importancia en Irlanda.

Glendalough sufrió el saqueo de los vikingos, los destrozos del fuego y, sin duda alguna, las inclemencias del crudo clima que sigue azotando hoy en día, antes de caer finalmente en manos de los normandos en 1398.

San Lorenzo O'Toole, santo patrón de Dublín, fue abad del monasterio durante un tiempo pero conservó la costumbre de regresar cada cuaresma para un retiro de 40 días en una cueva conocida como St Kevin's Bed.

La cueva está cerrada al público pero puedes sacar una buena foto del lago superior desde Miner's Road.

De paseo por la Historia

Lo que hace que Glendalough te llegue al alma es su ubicación en el centro del Parque Nacional de las montañas de Wicklow. Nueve maravillosos senderos recorren el valle (hay mapas a tu disposición en la oficina de turismo del mismo valle), que es además un esperado descanso si estás recorriendo el Wicklow Way, un sendero de más de 130 Km que se extiende entre Marlay Park, en Dublín, hasta Clonegal, en el Condado de Carlow.

El sendero es conocido por la gran variedad de pájaros que pueden observarse, pero no te sorprendas si no encuentras a la alondra: Cuenta la leyenda que los obreros que construyeron la catedral de Glendalough habían hecho votos de levantarse cuando la alondra y acostarse cuando los corderos, pero estaban siempre agotados por lo mucho que el ave madrugaba.

San Kevin rezó para encontrar una solución y desde entonces no se volvió a oír el trino de la alondra en el valle encantado.

La alondra se lo pierde, ¿verdad?

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry