Tómate una pinta en la ciudad

Cómo la reputación de Dublín de ser una ciudad amigable ha dado origen a una experiencia única para el visitante

Dublín ha sido votada como la ciudad más amigable de Europa por los viajeros de TripAdvisor no una vez, sino dos. Y aunque la mayoría de los dublineses habrán brindado (por una noticia que no les habrá sorprendido mucho) con una pinta, a Trevor White, autor y antiguo editor de la revista The Dubliner, le hizo reflexionar: ¿y si pudiéramos empaquetar esta famosa amabilidad?

"Más de tres millones de personas visitan Dublín cada año, y el motivo por el que vienen muchas de estas personas es para conocer a lugareños amigables", explica.

Trevor quería aprovechar toda esta amabilidad para convertirla en algo consistente, algo que estuviera al alcance de todos los viajeros. Y así nació City of a Thousand Welcomes (la ciudad de las mil bienvenidas).

El nacimiento de una nueva experiencia en Dublín

El concepto era juntar a visitantes y dublineses "de forma divertida, estructurada y segura, sin que le costara dinero a ninguna de las dos partes," cuenta Trevor.

En marzo de 2011 lanzó el aviso: se necesitaban mil dublineses para ejercer de embajadores de su ciudad, sacando a un visitante a tomar una pinta o una taza de café.

Hubo una cola de más de 2.500 personas. En la cola había también caras muy conocidas, como el artista Graham Knuttel, la antigua Miss Mundo Rosanna Davison y el Senador David Norris.

Había todo tipo de gente: historiadores, periodistas, profesores, escritores y gente a la que simplemente les encantaba su ciudad, como la bióloga Aoife que aparece en nuestro vídeo.

Primeros pasos

La primera persona que se apuntó fue una neoyorquina, Alexandra Miletta, que había leído un artículo sobre esta iniciativa sin ánimo de lucro en una revista de vuelo mientras viajaba hacia Irlanda. Acabó emparejada con Aileen Power, bloguera de Descubre Irlanda.

"Alexandra, su madre Maureen y yo fuimos presentadas por Simon, uno de los organizadores, en la sede central de bienvenida, antes de pasear hasta Bewley's para tomar un café", explica Aileen. "Ellas habían venido de vacaciones, así que estaba encantada de poderles transmitir alguno de mis jugosos trucos locales.

"Sacamos un mapa y empecé a dibujar círculos alrededor de las cosas que no se podían perder: el Caravaggio de la National Gallery, St Stephen's Green, Kilkenny Design. Se nos pasó la hora volando. Al día siguiente, Alexandra me mandó un correo electrónico agradeciéndome la ayuda. Yo estaba sinceramente encantada de haberles podido ayudar en su viaje."

Un año de éxitos

Desde su concepción, la idea recibió críticas fabulosas en todo el mundo, de personas y publicaciones de todas partes del planeta. El Sydney Morning Herald otorgó a City of a Thousand Welcomes el primer lugar en su lista de lo mejor que puedes hacer gratis en Europa. El gurú norteamericano de los viajes, Rick Stevens, también elogió la idea por ofrecer un "punto de vista dublinés de la ciudad" y por dar "una visión local a través de una conexión personal".

Además, basta echar un vistazo a TripAdvisor para encontrar respuestas bastante entusiastas:

"La mejor experiencia que tuvimos en Dublín."

"Un concepto absolutamente brillante."

"Todas las ciudades deberían copiar la Ciudad de las mil bienvenidas."

Quizás llegue el día en que todas las ciudades tengan su propia versión. De hecho, White querría terminar exportando la idea al resto del mundo, "donde se conocería como 'esa cosa irlandesa'".

Hasta entonces, te espera una pinta en Dublín.