El golpe perfecto

Royal Portrush, County Antrim ofrecido por <a href="http://www.amazon.com/Golf-Courses-Great-Britain-Ireland/dp/0847835723" >David Cannon</a>
Royal Portrush, County Antrim ofrecido por David Cannon

El periodista de golf Brian Keogh le pregunta al fotógrafo de golf David Cannon acerca de su viaje por algunos de los campos más increíbles de Irlanda

Puede que los grandes centros de golf, como Augusta National en Georgia o St. Andrews en Escocia, le parezcan el paraíso a un fanático del golf, pero pierden su magia cuando hay que cumplir con una fecha de entrega y a cada instante crece la presión por conseguir esa foto crucial.

No es de extrañar que el fotógrafo británico David Cannon y su pointer alemán Mashie pasaran el mejor rato de sus vidas visitando durante cuatro semanas los campos icónicos de Irlanda en autocaravana para un proyecto especial de fotografía.

"Lo que tiene Irlanda es que la gente es maravillosa", dice David, que incluyó algunos de nuestros campos más espectaculares en su último e icónico libro Campos de Golf: Gran Bretaña e Irlanda.

"Es que es tan relajado... Te bajas del avión o del barco cuando llegas a Irlanda y la válvula de presión empieza en seguida a soltar aire".

David y su equipo de fotografía de Getty Images trabajan directamente con los principales tours de golf del mundo y sus fotos aparecen con regularidad en Sports Illustrated, Golf Digest, Time y Newsweek.

Ha fotografiado a golfistas legendarios como Tiger Woods, Padraig Harrington, Phil Mickelson, Rory McIlroy, Nick Faldo, Jack Nicklaus y Arnold Palmer.

Pero no hay nada que le emocione como un viaje a Irlanda y la oportunidad de fotografiar el cielo irlandés.

"Estos cielos tienen algo. Son una parte tan importante de las fotos como los paisajes", dice David, que viajó a lo largo y ancho del país desde Waterville hasta SligoPortrushRosapenna para capturar la impresionante belleza de los campos de golf de Irlanda.

"Había conducido toda la noche para llegar a Rosapenna, justo en la punta noroeste de Donegal. Sabía que el clima estaba cambiando, pero aún quedaba alguna posibilidad de que encontrara algo de buen tiempo. Y literalmente conseguí dos estallidos de sol que duraron como un minuto y encontré dos ángulos en el green del 17º hoyo justo cuando subía el sol.

Rosapenna por David Cannon 

Imágenes que inspiran

"Siempre estoy buscando una imagen que haga que la gente quiera ir y jugar en esos campos de golf."

Sin tener que preocuparse de la hora de entrada en el hotel, David y Mashie fueron y vinieron todo lo que quisieron.

"Fue absolutamente fantástico", recuerda David. "No he visto playas mejores en mi vida. La costa oeste es simplemente sobrecogedora.

"Dividí mis visitas en dos viajes de dos semanas. La primera fue en agosto y empecé en el Old Head de Kinsale, luego fui a WatervilleTraleeBallybunion para seguir hacia el norte a Clare, Lachinch y Trump International (Doonbeg).

"Para la segunda mitad del viaje, empecé en Portmarnock y el Condado de Louth, pegué un salto a Lough Erne y de ahí seguí hacia el oeste a Enniscrone, Condado de Sligo y Carne. Después me dirigí a la costa norte, a RosapennaBallyliffin en Donegal y a Portstewart y Portrush".

"Waterville fue absolutamente increíble pero Tralee está muy infravalorado. ¡Y Rosapenna! Es increíble lo salvaje que es. Trump International (Doonbeg) es un oasis. No tiene las vistas de montaña que tienen algunos de los otros, pero tiene la bahía de Doughmore que es igual de asombrosa.

El fotógrafo David Cannon

"Me empapé en tres ocasiones a lo largo de las tres horas que estuve en Trump International (Doonbeg) y lo mismo me ocurrió en Lahinch. Los dos fueron realmente salvajes. Pero es que esa es la magia de Irlanda. Puedes estar pensando que va a llover todo el día y ¡bingo! el cielo te regala un poco de oro. Tienes que esperar lo inesperado y dejar que Irlanda te lleve donde ella quiera".

"Así fue en el Condado de Louth. Estuvo lloviendo todo el día y estaba a punto de dar la vuelta y seguir mi camino cuando de pronto apareció el sol durante 20 minutos y fue algo bello. La gente no se da cuenta de que los cielos de Irlanda son los mejores cielos del mundo entero. No tiene porqué ser todo azul para ser bonito".

Antes se decía que Irlanda es un país pequeño hasta que tienes que conducir por él, pero eso ya no es así.

"Ahora ya las carreteras son tan buenas", dice Dave. "Hay tantos sitios remotos pero es mucho más fácil moverse por carretera que antes. Ya he jugado en más de 700 campos en todo el mundo y he cubierto más de mil torneos, pero Irlanda tiene algo especial. Ya estoy deseando volver".

Conoce al hombre que ha recorrido Irlanda y todos sus campos.