El ascenso meteórico de Michael Fassbender

Michael Fassbender dancing a jig in Killarney town! ofrecido por <a href="http://www.kerryseye.com/" >Kerry's Eye Newspaper</a>
Michael Fassbender dancing a jig in Killarney town! ofrecido por Kerry's Eye Newspaper

Sus personajes suelen ser oscuros, pero el futuro es muy brillante para Michael Fassbender. Trazamos el meteórico ascenso de uno de los actores favoritos para hacerse con un Oscar en 2014

Actor principal

Este es el momento de Michael Fassbender.

El intrépido trabajo de la estrella irlandesa en 12 años de esclavitud le ha convertido en gran favorito para ganar un Oscar, pero sólo es la última interpretación de toda una carrera distinguida por papele sobresalientes e inolvidables. Sus personajes (un hombre en huelga de hambre, un adicto al sexo y un dueño de esclavos) pueden ser oscuros. Pero ahora mismo, Fassbender brilla como una estrella supernova.

¿No nos crees? Pues fíjate en esto: La revista GQ reservó para el actor su portada de noviembre 2013 y definió a Fassbender como "el actor principal que Hollywood estaba buscando".

El director de Prometheus, Ridley Scott, no tiene ninguna duda acerca de la grandísima calidad del actor. "No hay nadie como Michael ahora mismo", dijo de él. "Y no lo ha habido, para mi, desde Marlon Brando".

Steve McQueen, mientras tanto, que ha dirigido a Fassbender en Hunger, Shame y 12 años de esclavitud le contó a The New York Times: "A veces un actor puede convertirse en un espejo que refleje al público, permitiéndole identificarse y relacionarse con él, simpatizar con el personaje... Michael es un verdadero artista de la interpretación".

Interpretaciones de alto voltaje, guapo, atractivo y pícaro, además de ese acento irlandés tan sexy... ¿cómo no admirarlo?

Oriundo del Reino

Fassbender se crió en la ciudad de Killarney, Condado de Kerry, pero hay que reconocer que su apellido era inusual entre los O'Sheas y O'Sullivans apellidos de una clase típica en las escuelas de Kerry.

De hecho, nació en Heidelberg en 1977, hijo de una señora del Condado de Antrim, de nombre Adele, y de un padre alemán.

Sus padres se mudaron a Irlanda cuando Fassbender era muy niño y se crió en Killarney, donde fue a la escuela, hizo durante un tiempo de monaguillo y trabajó en West End House, el restaurante de la familia.

Cuando cumplió 17 años, ya había decidido hacerse actor y uno de sus primeros papeles fue una producción de Reservoir Dogs en un pub local.

Buena elección, a la vista de lo que siguió. Tras estudiar arte dramático en Londres, Fassbender pasó a hacer papeles en teatro, anuncios (incluido un anuncio de Guinness en 2004 que le veía nadar desde los acantilados de Moher hasta Manhattan) y pequeños papeles en 300 y Hermanos de sangre antes de su primer papel importante en Hunger (2008).

Profundas raíces irlandesas

La conexión de Fassbender con Irlanda sigue siendo fuerte, a pesar de haber nacido en Alemania y de vivir actualmente en Londres. El actor se ha referido a la gran influencia que tuvo sobre él el rico legado artístico y literario de Irlanda, y le habló a Irish Central de cómo los actores alemanes le preguntaban qué escritores había tenido Irlanda. "Yo respondí, ¿lo preguntas en serio? James Joyce, Oscar Wilde, Samuel Beckett, Brendan Behan... ¿quieres que siga?".

Y no cuesta imaginar la inspiración que provocaba en el actor incipiente el impresionante paisaje que le rodeaba en el Condado de Kerry, desde la tierna edad de dos años. El Parque Nacional de Killarney guarda como un tesoro todos los distintos paisajes de ensueño por los que es famosa Irlanda: desde montañas escarpadas hasta lagos cristalinos y la hermosísima Muckross House (donde se hospedó la reina Victoria en 1861). Está el famoso recorrido en carretera del Anillo de Kerry y la salvaje península de Dingle, que sobresale hacia el océano Atlántico y está salpicada de playas vírgenes y antiguos monumentos.

Pero hay mucho más que sólo el paisaje. Killarney, donde creció Michael, es una de las ciudades más animadas del suroeste. West End House (donde trabajó el actor cuando era adolescente) sigue existiendo (aunque ahora con nuevos propietarios) y Killarney está repleta de pubs, cafés y tiendas. Están los preciosos Miss Courtney's Tea Rooms para probar unas tartas riquísimas, Quinlans Seafood Bar para un exquisito plato de fish and chips, y Aghadoe Heights Hotel para un alojamiento de auténtico lujo.

Desde restaurantes a la última hasta caballos con carro, es fácil ver por qué un día (o una noche) en la ciudad de Michael Fassbender es una de las mejores que se pueden pasar en el oeste de Irlanda. Además, con su fácil acceso desde el aeropuerto de Kerry y buenas carreteras y conexiones desde Dublín y Cork, es muy fácil llegar hasta Killarney.