Ecoturismo: cómo respetar el medio ambiente

Walking in the Great Western Greenways
Walking in the Great Western Greenways

A todos nos gusta aportar a la conservación del planeta: reciclar, usar la bici en vez del coche... Comer alimentos ecológicos. ¿Pero debemos dejar de hacerlo durante nuestras vacaciones? Aoife Mullen aprende a viajar de forma ecológica

No cabe duda de que para los viajeros, el verde está de moda. No hay más que preguntarle a la Sociedad Internacional de Ecoturismo: las vacaciones verdes, respetuosas con el medio ambiente, llevan en auge en todo el mundo desde la década de 1990.

Pero, ¿qué es el ecoturismo?

Los autores de Clean Breaks, Richard Hammond y Jeremy Smith, lo resumen así: "Básicamente, se trata de minimizar tu impacto medioambiental, durante tu viaje y en tu lugar de destino, eligiendo cuidadosamente cómo viajas y el tipo de lugar en el que te alojes".

Te alegrará saber que minimizar tu impacto medioambiental no significa minimizar tu disfrute. Pregúntale a cualquier ecoturista y verás que viajar en verde es viajar a lo grande.

Es la forma más terrenal de acercarte al paisaje y a los lugareños que lo habitan. Es una forma de explorar zonas vírgenes llenas de vida salvaje y de mimarte con productos totalmente orgánicos y naturales.

Así que te pasas al verde, ¿pero dónde? Aquí tienes nuestras sugerencias.

Desde los senderos a orillas de los lagos de Fermanagh hasta la insólita vida salvaje que recorre libremente el Parque Nacional de Killarney, pronto descubrirás que Irlanda no solo tiene aspecto verde. ¡Irlanda es verde!

Explora el paisaje

Ir a unas vacaciones ecológicas no quiere decir que tengas que llevar ropa hecha de cáñamo y beber batidos de trigo. Puede ser tan sencillo como reducir tu impacto ecológico con un tour a pie.

Desde el salvaje oeste hasta las montañas de Blackstairs, los tours ecológicos educan a los caminantes acerca del paisaje y enseñan a reducir el impacto medioambiental. Cuando tu entorno es la naturaleza salvaje de Connemara o los valles de Antrim, no puedes dejar de tomar nota.

Existen pocos lugares en Irlanda, o Europa, que sean más orgánicos que el Burren en el Condado de Clare. El director de su centro de interpretación, Frances Connole, dice: "los visitantes pueden realizar tours guiados de zonas ecológicamente sensibles del Burren para minimizar el perjuicio y el impacto negativo sobre la naturaleza de la zona".

Incluso en el tumulto de las ciudades, no cuesta pasarse al verde. Realiza un tour a pie de la ciudad y te convertirás automáticamente en ecoturista. Lo mismo pasa con Belfast City Bike Tours y Dublin City Bike Tours, los tours en bici de Belfast y Dublín, o con un paseo en bicicleta por el Parque Fénix de Dublín. Jason Morrissey de Kilkenny Cycling Tours considera que un tour en bici es la forma ecológica de llegar a ver las joyas escondidas de una ciudad que no se conoce.

Actividades ecológicas

Pero el ecoturismo es más que solo el modo de transporte que elijas. Zonas ecológicas como la Great Western Greenway, la gran vía verde del oeste de Irlanda, tienen atracciones turísticas ecológicas como los campos de Céide y su Parque Nacional.

Vuelve hacia el interior y te encontrarás con el Kingfisher Trail, o "sendero del martín pescador". Extendiéndose a lo largo de los condados de Cavan, Donegal, Leitrim, Roscommon, Monaghan y Fermanagh, la ruta es como una autopista ecológica rebosante de naturaleza irlandesa.

La moda verde también se hace sentir en el paisaje culinario. Restaurantes como el Ely Bar and Brasserie en Dublín encargan la ternera de su granja familiar en el Burren. Repasa el menú de The Green Room en Belfast y verás delicias como el cangrejo de Carlingford y panceta de cerdo de Fermanagh.

Alojamiento que te ayuda a ahorrar

Para llevar tu ecoviaje al siguiente nivel, ¿qué tal si pruebas con el alojamiento ecológico? Bellinter House en el Condado de Meath usa energía térmica en el subsuelo para calentar su piscina, mientras que el Delphi Mountain Resort en el Condado de Mayo es el primer centro de aventuras en Irlanda galardonado con el premio ECO-centre. Tus anfitriones en el Glenribbeen Lodge de Waterford interpretan el alojamiento de "forma holística", con paneles solares y un molino de viento para obtener calor y electricidad.

Y no dejan de llegar nuevas ideas verdes para tus viajes ecológicos. Woofing (trabajar en granjas ecológicas como voluntario) no solo ayuda al medio ambiente, sino también a los lugareños que viven en él. Los visitantes de Burtown House en Kildare, por ejemplo, ayudan a mantener los jardines y granjas durante el día, y a cambio pueden alojarse y comer gratis.

Para cuando terminen tus vacaciones ecológicas, tu conciencia no solo estará limpia. ¡Estará limpia y verde!