Ciudad de Cork

Para ser una ciudad tan pequeña, Cork se comporta como un peso pesado. Relájate y explora el laberinto de callejuelas, el famoso mercado y la arquitectura histórica de este destino de tamaño bolsillo.

Luigi Malone’s, Cork city
Luigi Malone’s, Cork city

Si hay una cosa que le encanta a la gente de Cork, es Cork. Los lugareños la llaman cariñosamente "la verdadera capital de Irlanda", demostrando el gran orgullo que sienten por estos lares hacia su preciosa ciudad sobre el río Lee.

Siéntate en cualquiera de los pubs de Cork y muy pronto te encontrarás hablando con algún lugareño que te explicará porqué la ciudad de Cork es superior en todo a Dublín, Galway, Londres, Nueva York y Hong Kong... Y esta es la razón: Cork tiene un actitud relajada que la convierte en una ciudad sumamente placentera.

La musicalidad del acento local puede hacer que, a veces, te resulte difícil entender a los lugareños, pero eso forma parte de su carácter colorido.

Si escuchas con atención, te darás cuenta que los nativos tienden a usar mucho las palabras "like" y "boy". Esta interjecciones enfatizan el final de las frases como podría ser el caso de "¿sabes?" en español.

Fota Wildlife Park, County Cork
Fota Wildlife Park, County Cork

A mesa y mantel

Entre calles bordeadas de árboles, elegantes avenidas y un atractivo laberinto de callejuelas, Cork es una ciudad preciosa en la que es muy fácil desplazarse. También es uno de los centros gastronómicos más importantes de la isla. El pescado fresco inunda la ciudad desde pueblos cercanos como Bantry y Castletownbeare, mientras que productores artesanales proveen alimentos a restaurantes y puestos de mercado con suntuosos productos lácteos y carnes provenientes de los pastos que rodean la ciudad.

¿Crees que este artículo le puede gustar a un amigo? Haz clic en para guardar y compartir

Visitas reales y comida deliciosa

Reavivado por la visita de la reina Isabel II en 2011, el mercado inglés es donde se encuentran los mejores productos artesanos de la zona. Una visita a este bullicioso mercado cubierto es como una sobrecarga sensorial. Con puestos de delicatessen junto a puestos de verdura ecológica local, puestos de sándwiches y cafés, aquí hay una selección de productos que no encontrarás en otro sitio a este lado del zoco de Marrakech.

No te pierdas las especialidades locales como la tripa y el drisheen (morcilla irlandesa). Todo el mundo debería probarlo, ¡al menos una vez en la vida!

Prestigio cultural

Si hay una cosa que se le da bien a Cork, es la cultura. Ya sea en el arte, ópera, jazz, música clásica o la diversión de un festival, el compás de la vida cultural en Cork es bien alegre. La galería de arte Crawford exhibe vidrieras de Harry Clarke, esculturas de Canova y cuadros de Jack B Yeats.

La cárcel de la ciudad de Cork te ofrece una fascinante visión de lo que fue la vida de prisioneros en el siglo XIX; y el parque de fauna salvaje más grande de Irlanda, Fota Island, está a tan solo 15 minutos del corazón de la ciudad.

De día, Plunkett Street y St Patrick Street resuenan con las actuaciones de músicos ambulantes, mientras que de noche se escucha la música animada que rezuma de los bares y discotecas.

Pasen y vean... no es fácil resistirse. Al fin y al cabo, esto es Cork.

Ideas para tus vacaciones, noticias, ofertas… regístrate para recibir nuestra revista digital y te mantendremos en contacto con Irlanda.

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry