Volver

Tendencias gastronómicas 2014

Irlanda marca el paso de las tendencias gastronómicas en 2014

En el 2013 se habló mucho del “cronut”, nos obsesionamos con hornear nuestra propia pastelería y los menús de degustación cambiaron nuestra forma de pedir comida en un restaurante. En 2014 nos espera todo eso y más. Tanto restaurantes como productores se están uniendo a una ola de excitantes y dinámicas modas gastronómicas que cambiarán lo que comemos. En Irlanda también es así. Estamos en la vanguardia de algunas de las principales modas gastronómicas del mundo, desde la comida casera tradicional a lujosas especialidades exóticas.

1. Desde cervezas de microcervecería hasta cócteles de lujo

No cabe ninguna duda: el 2013 en Irlanda fue el año de la cerveza artesanal. Microcervecerías y productores independientes como la Franciscan Well Brewery en Cork, Hilden Brewery en el Condado de Antrim (Irlanda del Norte) y Burren Brewery en el Condado de Clare han conquistado con sus cervezas a todo el que haya tenido la suerte de probarlas. En pubs y restaurantes, cervezas como O’Hara’s, Eight Degrees y Whitewater sirvieron de compañía perfecta para los quesos artesanales irlandeses y la charcutería local. No cabe duda de que la cerveza artesana seguirá con nosotros en 2014.

Pero hay otra moda en el mundo de la bebida que se ha estado cociendo en Irlanda, y en el mundo entero: los cócteles de lujo. No nos referimos a mojitos mezclados de paquete, sino a cócteles elegantes, sofisticados y creativos. En toda la isla surgen pequeños bares de cócteles de aspecto semi-clandestino que están impulsando esta moda, desde el reservadísimo Blind Pig Speakeasy y el Vintage Cocktail Club en Dublín hasta el galardonado Cornstore en Limerick, o el fabuloso bar de cócteles del Merchant Hotel en Belfast. Mientras tanto, restaurantes como el nuevo Drury Buildings en Dublín y Mandarin Karma en Derry-Londonderry se toman tan en serio su menú de cócteles como el de la comida. Si te gustan los cócteles, en 2014 tienes que venir a Irlanda.

2. Lo principal es lo local

En Forbes, donde han apostado por "Gastronomía local" como una de las tres principales tendencias gastronómicas de 2014, escribieron: "los comensales cada vez tienen más interés en saber de dónde viene su comida, y buscan comida local.” Y en Irlanda, lo local no es una moda o tendencia. Es nuestra forma de vida. Aquí, las vacas vagan a sus anchas en ricos prados verdes, por eso nuestros quesos artesanales son de los mejores de Europa, y nuestros cerdos pueden llegar incluso a tener su propia isla... ¿No nos crees? Pues prueba el Black Bacon, nuestro beicon negro. Es la esencia de la comida local en Irlanda... Aquí los cerdos especiales de Pat O’Doherty pasean por toda una isla entre el olor a hierbas aromáticas. Pero eso no es todo: la mantequilla de la isla de Irlanda es una de las más puras del mundo, con Abernethy Butter de County Down llegando a servirse en las mesas del Fat Duck, el restaurante de Heston Blumenthal. Por no hablar de la industria de ahumaderos de pescado y el increíble salmón y la caballa de ahumaderos locales en el Burren, Connemara, Cobh y Drumgooland, en el Condado de Down. Créenos, en Irlanda lo local REALMENTE es lo principal.

3. La comida mexicana se pone de moda, y de lujo

Según el Huffington Post, en 2014 subirá la categoría de la oferta de comida mexicana: “Cada vez hay más gente que conoce la auténtica comida mexicana, que es mucho más que sólo tacos.” Pero espera un momento, estamos en Irlanda, una isla famosa por su sabores ricos y puros, sus aromas tradicionales y sus productos artesanales cuidadosamente elaborados, ¿verdad? Pues sí, es cierto, pero la escena gastronómica de Irlanda es una de las más punteras de Europa, y en el corazón de Dublín hay un pequeño restaurante mexicano que está redefiniendo la cocina de México. Con su embriagante ambiente "latino chic", su barra repleta de botellas de Tequila y un pequeño espacio forrado de baldosas blancas de metro, 777 está marcando el ritmo de la capital irlandesa. Déjate deleitar por el ceviche de eglefino ahumado, pequeño pájaro (codorniz a la leña) y carne adobada de cerdo tostada. Olvídate de Nueva York, olvídate de LA, si buscas comida gourmet mexicana, la encontrarás en Dublín.

4. Comida casera

La moda de la comida casera seguirá pegando fuerte en 2014, según la Asociación Nacional de Restaurantes de EEUU. En Irlanda, si hay una cosa que hacemos MUY bien, esa es la comida casera. Probablemente no hayas catado nunca un plato que provoque auténtica felicidad hasta que pruebes un Ulster Fry, una sabrosa explosión de salchichas, beicon, soda farl (como una torta de patata), setas, judías y huevos fritos. De hecho, en Irlanda se nos da tan bien la comida casera que los chefs han redescubierto algunos clásicos irlandeses que vuelven a aparecer en sus menús. Por ejemplo, la consistente crema de marisco con un scone de dulse (un alga) en The Malt House, en la ciudad de Galway; el boxty de calabacín y parmesano en The Wineport Lodge de Athlone, y el legendario estofado irlandés del Crown Bar Liquor Saloon de Belfast.

Sobre el autor

Añade tu comentario

No estás conectado

0 comentarios