Casarte en Irlanda

Irlanda es un país romántico por naturaleza, por eso hay tanta gente que viene de todo el mundo a darse el "sí quiero"

El paisaje cautiva a los escritores, inspira a los pintores y hace que los enamorados se derritan. De acuerdo, no literalmente, pero ¿te haces una idea...?

Desde la cima de las montañas de Mourne, que parecen sacadas de la saga de Narnia, hasta los parques nacionales de Killarney y Glenveagh, esta pequeña isla combina una belleza de cuento de hadas con una elegancia innata que la convierte en el lugar perfecto para una boda, unión civil o luna de miel.

Pero Irlanda es algo más que paisajes. Estrellas como Paul McCartney, Dita Von Teese, los Beckham y Pierce Brosnan se dieron aquí el "sí quiero" y fue algo más que los campos verdes lo que les hizo escoger a Irlanda para el gran día.

Lo que convierte a Irlanda en el lugar ideal para una boda o unión civil es el calor de su gente, así como nuestra fama de organizar fiestas verdaderamente legendarias. Y si a todo eso le unimos la gran cantidad de lugares únicos donde celebrarlo, el ambiente para el gran día está servido.

Entornos con diferencia.

Imagínate diciendo "sí quiero" a la luz de las velas en la capilla de la Catedral de la Santísima Trinidad, el centro espiritual de Dublín, del siglo XII. O quizá prefieras sumergirte en la mística de los celtas e intercambiar los anillos al aire libre en un antiguo emplazamiento céltico situado en las escarpadas y hermosas islas Aran.

¿O qué te parece el templo Mussenden de Antrim, construido en el siglo XVIII y mirando hacia el Atlántico, al borde de los acantilados de Irlanda del Norte.

h3>Además tenemos castillos y casas de campo.

¿Te apetece un poco del encanto del viejo mundo? Tenemos castillos increíbles por toda la isla. Celebra tu gran día en el exquisito castillo de Ashford en el Condado de Mayo o en el hermoso castillo de Ballygally del Condado de Antrim.

Si lo que mejor se ajusta a tu boda es algo más íntimo, entonces tu destino son los castillos de Ballyseede en el Condado de Kerry, Ballyfin en el Condado de Laois o de Belle Isle, en el Condado de Fermanagh.

Incluso puedes alquilar un castillo entero; todo lo necesario será servido de acuerdo con tus deseos y a tu propio ritmo.

Imagina un fuego chisporroteando en la chimenea, un banquete tradicional y terminar la noche dando vueltas con una fantástica céilí (baile tradicional). Una noche inolvidable.

Bodas con teatro

Hay parejas que se toman muy en serio eso de dar el golpe. Así que si lo que quieres es un gran espectáculo puedes dirigirte al oeste a los acantilados de Moher en el Condado de Clare, o al norte a la Calzada del Gigante en el Condado de Antrim...son especiales y están llenos de drama.

Bodas en islas.

También puedes celebrar tu boda en una isla privada, un lugar único para ti solo como por ejemplo Inishturkbeg, Inishbeg y la misteriosa y apropiadamente llamada Lusty Beg.

¡Ya sólo te queda decir "Sí quiero"!