Música de Belfast: de gira por la ciudad

Seattle tiene Nirvana, Liverpool tiene los Beatles. ¿Y Belfast? ¿Qué os parecen Van Morrison, Snow Patrol y Stiff Little Fingers, para empezar?

Belfast aguanta la comparación con cualquiera de las grandes ciudades del rock and roll. Pero si realmente quieres meterte debajo de la piel musical de la ciudad, móntate en el Belfast Music Tour, un tributo a algunos de los nombres más importantes de la capital de Irlanda del Norte.

Adentrándote en los paisajes urbanos

Con una mezcla de anécdotas y de viejas canciones, con datos extraños y maravillosos (seguro que no sabías que la primera vez que Led Zeppelin interpretó Stairway to Heaven en directo fue en el Ulster Hall de Belfast, en 1971), el tour hace un recorrido de los paisajes urbanos que inspiraron a toda una serie de músicos famosos en el mundo entero, como James Galway y Gary Moore de Thin Lizzy. Como recalca el periodista musical y guía del tour, Stuart Bailie, aunque Irlanda del Norte sea pequeña, sus artistas son responsables de la venta combinada de más de 100 millones de discos.

La escena contemporánea

Pero si pensabas que la escena musical en Belfast era todo exaltación de éxitos pasados, piénsatelo mejor. Fresca y energizada, ahora mismo la ciudad está en el meollo de la escena musical, con bandas y músicos como Two Door Cinema Club, Cashier No9, Duke Special y el gran éxito de las listas de ventas, Snow Patrol. Estos chicos son los últimos de un linaje impecable de músicos crecidos entre estas salas de conciertos, hoteles, calles y barrios tranquilos que el tour muestra en el recorrido del autobús y a través de su banda sonora.

De los Beatles a la familia McPeake

Desde la visita al Ritz, donde tocaron los Beatles en 1963 (Gary Moore estaba entre el público) hasta el mismísimo lugar donde Van Morrison y su banda Them tocaron su primer concierto (una placa marca hoy en día el lugar), el tour está repleto de historias y nombres famosos: Brian Kennedy, el violinista Sean Maguire, la familia McPeake.

Para cuando el autobús llegue a su última parada en el Oh Yeah Music Centre, uno de los nuevos locales de moda para escuchar música en directo en la ciudad, lo raro es que no estés preparando ya una buena noche de marcha.

Como dijo el músico y presentador británico Jools Holland, "si no te lo sabes pasar bien en Belfast, es que no te los sabes pasar bien".