Historias de las criptas de Irlanda

St Columb’s Cathedral, Derry-Londonderry
St Columb’s Cathedral, Derry-Londonderry

Las iglesias de Irlanda esconden historias, misterios y los macabros restos de tiempos peores. ¿Te atreves a adentrarte en el pasado y descubrir sus secretos?

Las iglesias de Irlanda no lo han tenido fácil a través de los siglos. A causa de siglos de conflictos muchas han quedado dañadas o destruidas. Pero todas las que han sobrevivido, incluso en ruinas, son depositarias de todo tipo de historias, misterios y relatos verdaderamente extraños.

¿Quieres descubrir más?

La Iglesia de San Michan en Dublín es sin duda una de las más escalofriantes: "única y, hay que decirlo, macabra", dice la guía Frommer's, y se cree que fue la fuente de inspiración para Bram Stoker, el autor nacido en Dublín de Drácula.

La iglesia misma ya es interesante de por sí: alberga el órgano que Haendel utilizó para componer El Mesías, y muchos nacionalistas irlandeses están enterrados en su cementerio, pero lo que realmente corta la respiración es la cripta y sus momificados habitantes...

Nadie conoce por qué los cuerpos no se han corrompido. Algunas teorías afirman que la cal de las paredes ha podido secar los cadáveres; otras apuntan al efecto del metano procedente del suelo húmedo.

Sea cual sea la razón, de los ataúdes salen piernas y brazos, y cuerpos cuyas identidades se perdieron en la noche de los tiempos yacen expuestos en sus sepulturas abiertas. "Es una pequeña y encantadora iglesia, y tiene un tour de la cripta fantástico", escribe en Yelp Joshua R desde Redwood, California. "Me temblaba todo el cuerpo al bajar a la cripta".

Cuentos espeluznantes

Si lo tuyo son los fantasmas, tienes que visitar la enorme Catedral de San Columba, en Derry-Londonderry. Se dice que por allí ronda el espectro de William Higgins, un antiguo obispo, desde que su tumba fue profanada en 1867. Personas que trabajan en la catedral afirman haber oído pasos atravesando una galería cerrada a cal y canto; y además está el extraño asunto del órgano... El antiguo órgano original había sufrido destrozos a manos de unos vándalos e iba a ser reemplazado por otro más moderno y eléctrico, pero incluso antes de conectarlo empezó a emitir extraños ruidos...

Códigos ocultos

Hay secretos ocultos en todas las iglesias del país, algunos de ellos tan extraños que aún no han podido ser descifrados. Se rumorea que la Colegiata de San Nicolás en el condado de Galway contiene parte de una capilla perteneciente a los Caballeros Templarios, la tenebrosa orden de monjes guerreros fundada en 1118 con la misión de proteger a los peregrinos de Tierra Santa.

Allí se encuentra la Columna del Aprendiz, una columna extrañamente decorada, totalmente diferente de todos los demás objetos de la iglesia, cuyos insólitos grabados recuerdan a los de la iglesia escocesa de Rosslyn Chapel, que apareció en El código Da Vinci.

Santos cazadores de cabezas

Podemos encontrar un truculento recordatorio de tiempos más crueles en la iglesia de San Pedro en Drogheda, donde la cabeza de San Oliver Plunkett, arzobispo de Armagh, se conserva en un relicario. Armagh, que se halla un poco más al norte, fue nombrado el corazón de la Cristiandad en Irlanda por San Patricio.

Para los que deseen saber cómo llegó a esta iglesia una parte tan esencial de la anatomía de San Oliver Plunkett, basta decir que fue ahorcado, eviscerado y descuartizado por los ingleses en 1681, pero finalmente su cabeza acabó en Drogheda. La iglesia es también poseedora de los antebrazos del santo y de la puerta de su celda de la Prisión de Newgate.

Cuentos de lo inesperado

El misterio perdura hasta hoy. "En lo que parece una subtrama absurda de una novela de Dan Brown", informaba The New York Times, "cierto número de reliquias religiosas han desaparecido de iglesias de toda Irlanda".

Algunos fragmentos de la Vera Cruz han sido robados de la abadía de Holy Cross en Tipperary; en Dublín han desaparecido el relicario que contenía la mandíbula de Santa Brígida, y el corazón de San Lorenzo O'Toole, del siglo XII, de la Catedral de Christ Church.

Las reliquias de la Vera Cruz se recuperaron pero las otras dos se han desvanecido en el aire. ¿Por qué? Como señalaba The Huffington Post "los tesoros desaparecidos son irreemplazables pero difíciles de vender".

Quizá se trate de otro misterio que nunca podremos resolver...