Muchos de los clientes de los diseñadores irlandeses son celebridades

Philip Treacy
Philip Treacy

Los diseñadores irlandeses no sólo están soplando vidrio, tejiendo suéteres y cestas, también están vistiendo a algunas de las personas más famosas del mundo...

El hombre de Galway y maestro sombrerero Philip Treacy conoce bien a las estrellas. Si se nos permite dejar caer solo unos pocos nombres, desde que empezó a destacar ha decorado las cabezas de Sarah Jessica Parker, Grace Jones y Dita Von Teese.

Lady Gaga le debe a Treacy algunos de sus "looks" más icónicos, incluido el famoso sombrero-teléfono que lleva en el vídeo musical de Telephone. Gaga incluso abrió el desfile de Treacy homenajeando a Michael Jackson en el London Fashion Week, en septiembre de 2012. Se refirió al diseñador irlandés como "el mejor sombrerero de todos los tiempos".

Para rematar, según un reportaje en Vogue, se rumorea que quería hacer unas prácticas en la empresa londinense del sombrerero. Eso es prestigio

Moda y realeza

Un poco más recatada, la duquesa de Cambridge Kate Middleton es una fan de la dublinesa Orla Kiely y ha sido fotografiada con prendas suyas muchas veces. Los inconfundibles estampados de la diseñadora se pueden ver en todo el mundo y sus bolsos adornan las mujeres que los llevan tanto en Tokio como en Tipperary.

Iconos de la televisión y la música

De la realeza real a la realeza televisiva: Don O'Neill de Ballyheigue, Condado de Kerry, ha tenido el honor de ver a la reina del "talk show", Oprah Winfrey, vestir una creación suya en la gala de los Oscar, al igual que en la portada de su revista, O. Don recuerda que fue "verdaderamente importante" poder vestir a una leyenda viva como Oprah; el deslumbrante vestido dorado de la marca de O'Neill, Theia, fue comparado con la propia estatuilla del Oscar.

Oprah no es la única estrella que viste sus prendas: la cantautora estadounidense Taylor Swift también ha llevado uno de sus vestidos Theia sobre el escenario, en un reciente concierto en Brasil.

Roperos históricos

Claro que entre el diseñador de bolsos Pauric Sweeney (el favorito de Jessica Biel y Jennifer Lopez) y la admirada diseñadora de ropa femenina Louise Kennedy (entre sus clientes se encuentran Beyoncé, Kylie Minogue y Meryl Streep), sería normal pensar que éste es el momento cumbre de la moda irlandesa.

Pero si investigas un poco el pasado, encontrarás diseñadores irlandeses que fueron iconos de gran reputación. Por ejemplo, Sybil Connolly. La estrella de Expediente X Gillian Anderson se decantó por un estilo algo vintage para los premios Bafta de 2012 con un vestido de la difunta diseñadora irlandesa.

Connolly, que murió en 1998, ya apareció en la Lista internacional de personalidades mejor vestidas allá por 1965. Además, Jacqueline Kennedy Onassis llevaba uno de sus vestidos cuando posó para su retrato oficial en la Casa Blanca. Jackie O también visitó a Connolly durante un viaje a Irlanda en 1967, y se pueden contemplar las prendas culminantes de su colección en el Newbridge SiIver Museum of Style Icons [FI_45211].

Diseños modernos

Mientras los diseñadores irlandeses más consolidados disfrutan de un amplio reconocimiento, los prometedores genios del futuro están consiguiendo mostrar sus diseños en todos los lugares adecuados. El icono de la moda Daphne Guinness, las cantantes PJ Harvey, Paloma Faith y Sinéad O'Connor, la actriz Saoirse Ronan y la supermodelo Jacquetta Wheeler han llevado todas prendas de Joanne Hynes, un ejemplo perfecto de diseños irlandeses atrevidos y modernos.

La recién llegada Una Burke ha vestido a intérpretes como Rihanna, Christina Aguilera y Lady Gaga. Gaga también llevó un diseño de Sorcha O'Raghallaigh, nacida en Offaly y elegida por los grandes almacenes londinenses Selfridges como uno de sus Jóvenes Talentos. Y no le pierdas el ojo a JW Anderson, el favorito de Kirsten Dunst y Alexa Chung, cuya colección X Topshop fue un éxito para la crítica en 2012.

¿Diseño irlandés? No te quepa duda.