Frescura contemporánea en Irlanda del Norte

The MAC, Belfast city
The MAC, Belfast city

Con la llegada del Premio Turner a Derry-Londonderry en 2013 y la apertura del MAC en Belfast, Irlanda del Norte se ha convertido en el gran descubrimiento del mundo del arte contemporáneo

Cuando se trata del arte plástico, a excepción de Willie Doherty, cuya obra se mostró en la exposición de 2003 del Premio Turner, los artistas norirlandeses suelen tener un perfil bajo en la escena mundial. Pero hay dos grandes eventos dispuestos a cambiar todo eso.

El primero es el Premio Turner, que se celebrará en Derry-Londonderry, Ciudad de la Cultura en el Reino Unido 2013. Ahí se rendirá homenaje al ganador del premio: un artista británico menor de 50 años.

Es algo muy importante en el mundo del arte: solo es la tercera vez en tres décadas que el Premio Turner deja de celebrarse en Tate Britain: la primera vez fue en Liverpool en 2007 y la segunda en 2011, cuando viajó al Baltic en Gateshead.

Una ciudad con credenciales artísticas

Entonces, ¿porqué ahora en Derry-Londonderry? A lo largo de estos últimos años, la ciudad se ha convertido en un importante centro de arte contemporáneo. Además de Doherty, la ciudad puede presumir de ser el hogar de Declan McGonagle, el comisario y galerista nominado para el Premio Turner en 1987. Fue McGonagle quien ayudó a llevar los primeros proyectos de arte público de Antony Gormley a las paredes de ciudades.

Además, los dos espacios de arte contemporáneo, Void y Context Gallery (ahora el CCA), han ofrecido a los artistas la posibilidad real de mostrar su trabajo a un público más amplio.

El MAC de Belfast

Cerca de allí en Belfast también se está celebrando una nueva llegada: el MAC (Municipal Arts Centre), de 28 millones de libras, que contiene tres galerías de arte y dos teatros. Está en "una ubicación francamente excéntrica escondida detrás de la catedral anglicana de Santa Ana", según informa Architectural Review.

Los arquitectos locales Hackett Hall McKnight han hecho un trabajo estupendo, usando materiales locales que incluyen el basalto como homenaje a la famosa Calzada del Gigante.

En pocas palabras, concluye Architectural Review, son unas "instalaciones espléndidas, un edificio bien pensado a la vez que robusto, un buen augurio para futuras contribuciones hacia el tejido urbano de estas islas y del extranjero".

Parece que los artistas (y arquitectos) de Irlanda del Norte están subiendo como la espuma, mientras que la escena de arte contemporáneo de la República es igualmente dinámica e impresionante, con espacios nuevos que nacen constantemente en Dublín. Claro que el lado artístico de la isla no está confinado a galerías y obras contemporáneas, el arte moderno y clásico abunda en toda la isla, en galerías como la National Gallery of Art y Hugh Lane en Dublín, o el museo Hunt en Limerick y Crawford Gallery en Cork.