La península de Dingle

Duinquin Harbour, Dingle Peninsula, County Kerry

Prepárate para que este paraíso al oeste de Kerry te robe el corazón junto a la ruta costera del Atlántico

National Geographic una vez lo describió como “el lugar más hermoso de la Tierra”. Ha sufrido a los vikingos, ha acogido a las estrellas de Hollywood de una galaxia muy, muy lejana, y su habitante más famoso es un delfín. Es la península de Dingle en la ruta costera del Atlántico de Irlanda. Con serpenteantes caminos rurales a cada paso que conducen hasta setos agrestes, cielos infinitos y acogedores pubs con el tejado de paja, pronto comprenderás por qué le gustó tanto a National Geographic.

El paisaje

Esto es Irlanda en todo su esplendor: toda ella reluciente océano de un color azul marino y cielos estrellados tan repletos de brillo que la extensa playa de Inch, al sur de la península, es famosa como lugar para contemplar las estrellas. Conduce hasta el pueblo de Ballyferriter y pasea por la playa de Beál Bán, popular solo entre los lugareños. Cuando contemples las vistas, sabrás por qué guardan el secreto.

“No se llega a Dingle por azar; no es un lugar de paso, sino un destino en sí mismo.”

Escritor de viajes, Andrew McCarthy

La escritora local Felicity Hayes-McCoy recomienda un paseo por el acantilado de Clogher, en una de las cinco penínsulas del sur de la ruta costera del Atlántico: “Probablemente querrás llevarte la cámara. Incluso en un día gris, el paseo por los verdes campos con el Atlántico y sus espumosas crestas a tus pies es sensacional.” No te pierdas el taller del célebre alfarero irlandés Louis Mulcahy. El hijo de Louis describe su ubicación idílica: “Al contemplar las vistas, puedes imaginar a la Armada Española navegando por Blasket Sound casi cuatro siglos atrás o los diminutos puntos que eran los pescadores de la isla en sus naomhógs (embarcaciones tradicionales) adentrándose en el mar en busca de caballas.”

La vida social

Empujada hacia la bahía por una modesta cadena montañosa, Dingle es, sin duda, unas de las poblaciones más encantadoras de la isla. Las eclécticas tiendecitas de moda y joyería en Green Street ceden paso a pubs íntimos y acogedores, como Ashes y Foxy John's. Este último local es una ferretería con grifos de cerveza y, por tanto, el único pub del país donde puedes beberte una pinta y comprar todo lo que necesitas para hacer bricolaje al mismo tiempo.

“Algunos pubs también funcionan como tienda, por lo que puedes disfrutar de una Guinness mientras cantas entre tornillos y clavos, botas de agua y herraduras.”

Lonely Planet

El Café Liteartha en Dykegate Street combina la peculiar calma de una librería con los sándwiches más deliciosos de la región. Y el delfín salvaje Fungie, la querida mascota de Dingle, sigue pidiendo compañía. Y también la obtiene en grandes cantidades. Charla con un pescador local y puede que hasta salgas a pescar tu propia cena, pero ten cuidado, porque estarás compitiendo por la captura con el delfín salvaje Fungie, la querida mascota de Dingle.

“Es precioso. Merece la pena el viaje. Es algo que todo el mundo debería hacer si se le presenta la oportunidad.”

Mark Hamill

En tiempos más recientes, el reparto y el equipo de Star Wars visitaron la ciudad para rodar algunas escenas de Los últimos Jedi, colocando en la escena internacional a Dingle, uno de los lugares de esta épica costa que se eligió como localización alternativa para el Sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco de Skellig Michael. Las emblemáticas cabañas de piedra seca del siglo VI de Skellig Michael se recrearon al detalle para el esplendor cinematográfico en Sybil Head, cerca de Dingle. ¡No queda ni un solo rastro o piedra de su estancia, pero así es exactamente como la naturaleza estaba destinada a ser!

Explora más

No hay resultados que se ajusten a tus criterios de búsqueda

¿Necesitas un vuelo o un ferry?

Por mar o por aire, encuentra aquí la mejor ruta

Encontrar vuelos
Encontrar ferry

Tómate un respiro

Piérdete entre algunos de los paisajes naturales más inspiradores y las ciudades más vibrantes de Irlanda.